Gabriel Boric puso a la Argentina como el ejemplo que no hay que seguir en materia de subsidios y planes sociales

·3  min de lectura
El presidente chileno, Gabriel Boric, al llegar al Palacio La Moneda en Santiago. (AP Photo/Esteban Felix)
Esteban Felix

SANTIAGO, Chile.- Una dura crítica a los países que prolongan ayudas como transferencias directas fue la que hizo esta mañana el presidente chileno, Gabriel Boric, al ser consultado por las medidas en las que trabaja el gobierno en marco del plan Chile Apoya, para fomentar la reactivación inclusiva de la economía.

“Acá no podemos esperar que las soluciones a los problemas estructurales de la desigualdad de la sociedad chilena se solucionen con transferencias directas, porque eso es pan para hoy y hambre para mañana”, afirmó el mandatario, en entrevista con Radio Cooperativa.

Boric se refirió a la serie de apoyos directos que, durante el período más crítico de la pandemia, se fomentaron para socorrer a las familias en medio de la crisis, tales como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) universal, o los retiros del 10%. En ese sentido, afirmó que “cuando planteamos el IFE universal en abril de 2020 estábamos en una situación en donde el Estado, producto de las medidas sanitarias le decía, con razón en ese momento, a la ciudadanía que no podía desplazarse, y por lo tanto, era necesario tener un apoyo de carácter universal”. Pero advirtió que “eso no es sostenible en el tiempo, y los países que actúan de manera irresponsable en términos fiscales terminan quebrando y le terminan haciendo mucho daño a la mayoría de su población”.

“En estos temas tenemos que ser precisos, no podemos meter a todos en un mismo saco. Yo creo que cuando se cronifican las ayudas estatales, como ha pasado en algunos países hermanos, se termina distorsionando la economía, y eso le termina haciendo más daño a la población”, aseguró.

Tras ello, Boric se refirió al caso de la Argentina. “Yo fui hace poco a nuestro país hermano Argentina, en donde los sueldos del sector regulado habían subido en un 74% el último mes, la inflación es de 70%, y el nivel de informalidad es cerca de dos tercios. Entonces, si nosotros no somos responsables hoy día, en donde se entregaron ayudas universales, se llevaron adelante políticas de retiro, pero hay un momento en que hay que parar eso”.

El presidente de Chile, Gabriel Boric, junto a Alberto Fernández en Casa de Gobierno
silvana colombo


El presidente de Chile, Gabriel Boric, junto a Alberto Fernández en Casa de Gobierno (silvana colombo/)

En línea con lo anterior, mencionó: “Acá lo que tenemos que hacer es fortalecer el empleo, apuntar hacia cambios estructurales en el modelo de desarrollo, tenemos que apoyar por cierto a la clase media, y a quienes más lo necesitan, mediante, por ejemplo, la canasta básica protegida, o mediante subsidios específicos focalizados a los sectores productivos que se han quedado atrás, como el mundo del turismo, mejorar leyes como la de pago a 30 días o de insolvencia, para que las pymes puedan tener mayor participación en el mercado”.

“Acá hay medidas estructurales que tenemos que tomar mientras tenemos una agenda de corto plazo como el sueldo mínimo, canasta básica protegida, contención de precios de los combustibles. No me digan que no se está haciendo nada”, indicó el presidente chileno.

Ignacia Munita

El Mercurio/GDA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.