El gabinete libanés se reúne por primera vez en tres meses tras acabar el bloqueo

·2  min de lectura

Beirut, 24 ene (EFE).- El Gabinete de Ministros del Líbano se reunió este lunes por primera vez en más de tres meses, tras finalizar un bloqueo impuesto desde octubre por algunos partidos y en medio de una creciente presión internacional para lidiar con la grave crisis económica.

"Espero que nuestras sesiones sean fructíferas y que cooperemos con responsabilidad lejos de ninguna diferencia, y procedamos en base al hecho de que (...) la gente está cansada de la cháchara y quiere trabajo productivo y cooperación entre todos para ser sacada de la crisis", dijo durante el encuentro el primer ministro, Najib Mikati.

Por su parte, el presidente de la República, Michel Aoun, quien presidió el Consejo de Ministros en el Palacio Presidencial, denunció que la "interrupción" en el órgano afectó "negativamente" a la regularidad del trabajo oficial y agravó las "repercusiones de la situación general en el país".

El Gabinete no se había reunido desde el pasado octubre por presiones de los partidos chiíes Hizbulá y Amal presuntamente dirigida a que el Ejecutivo intervenga contra el investigador judicial de la explosión que en 2020 causó más de 200 muertos en Beirut y quien investiga a exministros de Amal por presunta negligencia.

"Anteriormente recalqué mi respeto por el principio de la separación de poderes y lo que ocurrió en los últimos meses no fue en línea con la Constitución ni el mandato", sentenció el jefe de Estado, cuyo partido mantiene una singular alianza política con Hizbulá.

Las formaciones chiíes anunciaron hace cerca de una semana el levantamiento del bloqueo al Consejo de Ministros después de que fracasasen los continuos llamados del presidente y el primer ministro a retomar las sesiones, e incluso una serie de consultas para iniciar un posible diálogo político.

Durante el Consejo de hoy se aprobaron algunas cuestiones menores como ayudas sociales "temporales" para funcionarios y compensaciones económicas para los efectivos de seguridad, pero no se produjo la esperada aprobación del presupuesto estatal para 2022, una demanda del Fondo Monetario Internacional (FMI) para ayudar al Líbano con la crisis.

La parálisis llegó poco después de la toma de posesión del actual Gobierno, cuyo predecesor ya estuvo en funciones más de un año por desacuerdos políticos, y ha impedido avances significativos en una serie de ámbitos clave mientras se agudiza la escasez de productos básicos en el país mediterráneo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.