El G7 exige el "fin de la violencia" en Tigray y abrir un "proceso político"

Agencia EFE
·2  min de lectura

Berlín, 2 abr (EFE).- El G7 condenó este viernes las violaciones de los derechos humanos en la región etíope de Tigray, pidió una investigación independiente y transparente de estos crímenes y exigió el "fin de la violencia" y el inicio de un "proceso político".

En un comunicado conjunto, los ministros de Exteriores de EEUU, Japón, Alemania, Francia, el Reino Unido, Italia y Canadá, así como el alto representante de la UE condenaron "las muertes de civiles, la violencia sexual y de género, los bombardeos arbitrarios y el desplazamiento de residentes de Tigray y refugiados eritreos".

"Todas las partes deben aplicar la mayor contención, garantizar la protección de la población civil y de los derechos humanos, así como respetar el derecho internacional", afirma la versión en alemán del comunicado.

Los ministros exigieron "el fin de la violencia" y el establecimiento de "un proceso político claro e integrado" que sea aceptable por todos los etíopes, especialmente los residentes en Tigray, que lleve a unas "elecciones creíbles" y un "proceso amplio de reconciliación nacional".

"Es esencial que los delitos comunicados sean investigados de forma independiente, transparente y apartidista y que los responsables de violaciones de los derechos humanos sean llevados ante la Justicia", agrega el comunicado.

Instaron asimismo los ministros a las partes en conflicto a "garantizar un acceso humanitario comprensivo y sin trabas" a la zona y se mostraron preocupados por la "creciente inseguridad alimentaria" en el centro y el este de la región.

En este punto, se mostraron dispuestos a apoyar "los esfuerzos humanitarios y en las investigaciones sobre las violaciones de los derechos humanos".

Aplaudieron asimismo el anuncio del primer ministro etíope, Abiy Ahmed, de que las tropas eritreas abandonarán Tigray y exigieron que esto suceda con celeridad, de forma verificable y sin condiciones.

(c) Agencia EFE