El CE se congratula del "histórico" pacto de sistema fiscal para multinacionales

·2  min de lectura

Bruselas, 10 jul (EFE).- La Comisión Europea (CE) se congratuló este sábado del "histórico" acuerdo mundial aprobado hoy por los ministros de Finanzas y los gobernadores de los Bancos Centrales del G20, que aportará "equidad y estabilidad" al marco internacional del impuesto de sociedades.

Este consenso "sin precedentes" dará paso a una reforma completa del sistema internacional del impuesto de sociedades, destacó el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

El acuerdo "incluirá una reasignación de los derechos de imposición que significará que las mayores empresas del mundo tendrán que pagar impuestos dondequiera que realicen sus actividades", añadió.

Al mismo tiempo, señaló Bruselas, un tipo impositivo efectivo mínimo mundial de al menos el 15 % contribuirá a frenar la planificación fiscal agresiva y a detener la "carrera a la baja" del impuesto de sociedades.

"El G20 ha respaldado hoy el acuerdo mundial sin precedentes sobre la reforma del impuesto de sociedades alcanzado la semana pasada y que ahora apoyan 132 jurisdicciones", se felicitó en la misma nota el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, al destacar que "se ha dado un paso audaz, que pocos habrían creído posible hace tan solo unos meses".

En su opinión es "una victoria para la equidad fiscal, para la justicia social y para el sistema multilateral, pero advirtió de que el trabajo "no ha terminado".

"Tenemos hasta octubre para finalizar este acuerdo. Soy optimista en cuanto a que en ese tiempo también seremos capaces de alcanzar un consenso entre todos los Estados miembros de la Unión Europea sobre esta cuestión crucial", concluyó Gentiloni.

Los ministros de Finanzas y gobernadores de los bancos centrales del G20 se han reunido durante dos días en Venecia (norte de Italia) y han llegado a un acuerdo político para secundar este sistema, que tratará de evitar que las multinacionales evadan impuestos o desvíen sus beneficios a paraísos fiscales.

Este sistema se basa en dos pilares, el modo de asignar un porcentaje de los beneficios de las empresas, en particular de las digitales, a ciertas jurisdicciones para que paguen impuestos donde operan aunque no tengan presencia física; y en la aplicación de un tipo mínimo del impuesto de sociedades de, al menos, el 15 % a las empresas con una facturación como poco de 750 millones de euros.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.