G-7: las claves de una cumbre dominada por las vacunas contra el coronavirus

·4  min de lectura
La foto de familia de los líderes del G-7 en Carbis Bay, Cornwall
LUDOVIC MARIN

CARBIS BAY.- La cumbre de los jefes de Estado y de gobierno del G-7 -Estados Unidos, Canadá, Japón, Reino Unido, Italia, Francia, Alemania- comienza hoy bajo presidencia británica con el lema “Build back better” (”reconstruir mejor”), tendiente al compromiso de trabajar hacia la reconstrucción mundial tras la pandemia de coronavirus que golpeó la economía y se cobró más de 3 millones de vidas en todo el mundo.

El primer ministro británico, Boris Johnson, calificó el viernes la primera cumbre del G-7 en persona desde hace casi dos años como una “enorme oportunidad” para poner en marcha la recuperación mundial tras la pandemia del coronavirus. Al inaugurar la reunión de líderes en Carbis Bay, en el sudoeste de Inglaterra, el anfitrión de la cumbre aseguró que es esencial lograr un futuro más equitativo para el mundo. “Tenemos que asegurarnos de que al recuperarnos reconstruimos mejor. Tenemos una enorme oportunidad de hacerlo como G7”, afirmó.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Las últimas tres sesiones se extenderán a los gobernantes invitados de Australia, Corea del Sur, la India y Sudáfrica. Además de la crisis del coronavirus, se tratarán temas tales como la emergencia climática, la política exterior y el acceso a las vacunas. A continuación, las claves de la reunión entre las economías más poderosas:

El primer ministro Boris Johnson saluda a una reunión virtual previa al G7
GEOFF PUGH


El primer ministro Boris Johnson saluda a una reunión virtual previa al G7 (GEOFF PUGH/)

  • Coronavirus: la desigualdad marca el ritmo de la vacunación contra el virus en el mundo y es uno de los principales temas de la cumbre. Mientras los países miembro prevén terminar de inmunizar a sus poblaciones en los próximos meses, las presiones por parte de la comunidad internacional para que donen dosis a los países en vías de desarrollo es cada vez mayor. Un plan inminente es la donación de mil millones de dosis de vacunas, una cifra que activistas en favor de la salud consideran poco ambicioso. El presidente estadounidense, Joe Biden, se comprometió a entregar 500 millones de inyecciones de Pfizer, y el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, anunció que el G-7 hará envíos de al menos 1000 millones de vacunas durante el próximo año. Se espera que surjan más compromisos durante la jornada.

Horror en Tenerife: qué hipótesis manejan los investigadores sobre el crimen y desaparición de Olivia y Anna

  • Cambio climático: de cara a las negociaciones climáticas de las Naciones Unidas (COP26) en noviembre, los líderes del G-7 deberán mostrar su compromiso real para luchar contra la crisis ambiental y anunciar metas ambiciosas con estrategias concretas a largo plazo para proteger al planeta para las generaciones actuales y futuras. Estas economías se comprometieron a lograr emisiones netas cero para el año 2050, pero Australia aún no ha dado ese gran paso, con lo cual se espera que tras presiones en esta reunión, el primer ministro Scott Morrison acceda a hacerlo. Además, según el medio The Times, Johnson intentará persuadir a los líderes para que firmen un “Plan Marshall” climático, que tiene como objetivo ayudar a los países en desarrollo a descarbonizar sus economías.

Los activistas climáticos agitan carteles y cantan mientras marchan durante una manifestación que tiene lugar frente a la reunión de líderes del G7
Alberto Pezzali


Los activistas climáticos agitan carteles y cantan mientras marchan durante una manifestación que tiene lugar frente a la reunión de líderes del G7 (Alberto Pezzali/)

  • Comercio: antes de la cumbre, los ministros de Finanzas del G-7 lograron un acuerdo histórico para la reforma del sistema fiscal global con un impuesto del 15% a las multinacionales tras años de debate, pero aún queda un largo proceso de reescritura de leyes tributarias y ratificación por parte de otros organismos. Mientras tanto, los líderes discutirán interrogantes en torno al proyecto tales como su aplicación en todos los países o la tasa impositiva mínima. Se espera que el discurso de Biden esté centrado en China y el de Johnson en modificar las regulaciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Los brotes de la variante Delta también inquietan a Suecia: “Hay nubes negras en el horizonte”

  • Política exterior: las tensiones entre Reino Unido y la Unión Europea (UE) están en aumento desde el Brexit, por lo que se prevé que sea uno de los temas de discusión en la reunión. La difícil situación en torno a los intercambios entre Irlanda del Norte y la isla de Gran Bretaña ya estuvo presente en la agenda del primer encuentro entre Johnson y Biden, donde medios británicos informaron que el mandatario estadounidense advirtió que el gobierno británico está “poniendo en peligro el proceso de paz de Irlanda del Norte”. Johnson sentenció que aboga por mantener “el equilibrio del proceso de paz”, el llamado Acuerdo del Viernes Santo, que puso fin a 30 años de violencia entre republicanos católicos y unionistas protestantes. Asimismo, los miembros de la UE iniciaron acciones legales por supuestos incumplimientos en la aplicación de controles e inspecciones de mercancías por parte de Gran Bretaña. La relación con Rusia tendrá centralidad, en especial luego de que Biden destacó la unión de los países occidentales para abordar los desafíos del país a la seguridad europea, utilizando una retórica mucho más antagónica con el gobierno de Vladimir Putin que el expresidente Donald Trump. Se espera que se acuerden más sanciones contra Bielorrusia, tras el incidente del aterrizaje forzado del vuelo de Ryanair.

Agencia AFP y The Washington Post

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.