Se confirmó la primera muerte por coronavirus de un futbolista en actividad

El fútbol boliviano está de luto: este fin de semana se dio a conocer la muerte por coronavirus de Frans Román Guzmán, futbolista de Universitario de Beni, de la Segunda División del país del Altiplano. El defensor, que falleció el miércoles, se convirtió en el primer jugador en actividad que fallece a causa del COVID-19.

"La Federación Boliviana de Fútbol expresa sus más sinceras condolencias a los amigos y a la familia de Deibert Roman Guzmán, y le pedimos a Dios fortaleza en estos momentos difíciles", declaró Ángel Suárez, presidente del organismo, mediante un comunicado, después de darse a conocer su deceso a principios de la semana.y

La Asociación Beniana de Fútbol transmitió también su pesar por la partida de Román, que en 2009 había participado del Sudamericano Sub-15 con la Verde y también había tenido un paso por el combinado Sub-17 de su país. El lateral jugó durante casi toda su carrera en clubes de las categorías menores de Bolivia, pero también había tenido un paso por la Primera División en Nacional de Potosí.

Pero el futbolista no fue la única víctima del coronavirus en la familia Román: su padre Belizario Román, dirigente de la Asociación Beniana de Fútbol, y su tío Carmelo Román, entrenador del club Perequije, también murieron en los últimos días a causa de la enfermedad, que está causando estragos en la región de Beni.