Las fusiones transfronterizas ayudarían a los bancos europeos a diversificarse, según De Cos

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: La sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort, Alemania, el 8 de julio de 2020
FOTO DE ARCHIVO: La sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort, Alemania, el 8 de julio de 2020

MADRID, 26 oct (Reuters) - El miembro del Consejo de Gobierno del BCE, Pablo Hernández de Cos, instó el lunes a que los bancos europeos de distintos países se fusionen para fortalecer la unión bancaria europea y mejorar la diversificación geográfica de las entidades.

Los bancos europeos se encuentran bajo una creciente presión para forjar alianzas con las que hacer frente a los crecientes préstamos morosos y los bajos tipos de interés, mientras luchan contra las consecuencias de la pandemia de coronavirus.

"En este contexto, las operaciones transnacionales europeas serían particularmente positivas .... y también favorecerían la posibilidad de formar bases de clientes más amplias entre las que distribuir el coste de las inversiones tecnológicas", dijo De Cos durante un evento financiero.

Sin embargo, añadió que su contribución inmediata a la reducción de costes sería probablemente mínima.

De Cos, que también es el gobernador del banco central de España, dijo que había más posibilidades de consolidación tanto en España como en otros países europeos para reducir el exceso de capacidad y mejorar la maltrecha rentabilidad de los bancos.

Con la crisis de la COVID-19 como telón de fondo, De Cos dijo que esperaba un "aumento significativo" de la tasa de préstamos dudosos en los próximos trimestres incluso en el escenario más benigno.

Por ahora, la morosidad se ha contenido gracias a las medidas de mitigación de los reguladores y a los programas de crédito con aval público.

De Cos dijo que los bancos deben ser prudentes con respecto a su política de dividendos, independientemente de la futura decisión del Banco Central Europeo sobre la remuneración a los accionistas.

Se espera que el BCE revise en diciembre su recomendación de que los bancos de la zona euro no paguen dividendos y podría adoptar un enfoque más flexible, caso por caso.

(Información de Jesús Aguado y Emma Pinedo; editado por Inti Landauro y Jan Harvey; traducido por Jose Elías Rodríguez)