Fusiles incautados en Colombia tenían como destinatarios rebeldes del ELN en Venezuela: Policía

·3  min de lectura
El brigadier General Gustavo Franco, director de la Policía Fiscal y Aduanera (POLFA)sostiene un rifle Anderson AM-15 incautado durante un operativo policial, en su oficina de Bogotá

BOGOTÁ, 3 feb (Reuters) - Once fusiles semiautomáticos y 12 cargadores de munición incautados en dos operaciones de la policía colombiana recientemente tenían como destino a la guerrilla izquierdista del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en Venezuela, dijo el miércoles a Reuters un alto oficial.

La Policía Fiscal y Aduanera (POLFA) incautó a mediados de enero cinco fusiles Anderson AM-15 de origen estadounidense y siete proveedores de munición calibre 5,56, después de que un camión fue detenido en un puesto de control en una carretera del departamento de Magdalena, en la costa norte del país.

Posteriormente, en tres allanamientos realizados a finales de enero en la ciudad de Riohacha, la capital del departamento de La Guajira, decomisó otros cinco fusiles, cinco proveedores y capturó a un hombre y una mujer de avanzada edad, de acuerdo con la POLFA.

"La información que tenemos producto de las investigaciones, el decomiso de las armas y las capturas es que los fusiles tenían como destinatarios a guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional que se refugian en Venezuela", dijo a Reuters un alto oficial de la Policía Nacional involucrado en la operación.

Los fusiles de asalto tenían registrada en la guía de transporte internacional el nombre y el número de identidad de una mujer de la tercera edad, que resultó ser la madre del hombre capturado.

De acuerdo con la POLFA, al parecer el hombre involucró a su progenitora para tratar evitar ser detectado por las autoridades. La mujer aseguró que no tenía conocimiento del envío de las armas, mientras que su hijo confesó a las autoridades que el destino del arsenal era Venezuela.

La POLFA trabajó con la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional, un brazo del Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos, para determinar el origen y el destino de las armas y los proveedores que iban a ser enviadas a través de la porosa frontera terrestre de 2.219 kilómetros de Colombia con Venezuela, precisó el oficial.

Colombia acusa al presidente venezolano Nicolás Maduro de dar refugio a los guerrilleros del ELN, incluido un líder rebelde conocido por su nombre de guerra como "Pablito".

Pero el mandatario socialista niega las acusaciones de Bogotá y sostiene que Colombia está implicada en un plan para asesinarlo y derrocarlo.

El Gobierno venezolano no estuvo disponible de inmediato para responder a las preguntas enviadas por Reuters.

El ELN, conformado por unos 2.450 combatientes y considerado como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, surgió en 1964 inspirado en la revolución cubana con el apoyo de sacerdotes católicos radicales.

El grupo rebelde, acusado de financiarse del secuestro, la extorsión, el narcotráfico y la minería ilegal, ha fracasado en la búsqueda de un acuerdo de paz para acabar con una confrontación que ha dejado 260.000 muertos, debido a sus posiciones radicales, una cadena de mando difusa y disenso entre sus filas.

El Gobierno del presidente Iván Duque cerró las puertas a una posible negociación con el ELN después de que esa organización guerrillera realizó en enero de 2019 un ataque con un carro bomba contra una academia policial en Bogotá que dejó 22 cadetes muertos.

(Reporte de Luis Jaime Acosta y Oliver Griffin, editado por Nelson Bocanegra)