La fusión de O2 y Virgin Media sacude el mercado británico

Londres, 7 may (EFE).- La fusión entre la española Telefónica y la estadounidense Liberty Global augura un cambio en el liderazgo en las telecomunicaciones en el Reino Unido, donde no solo BT podría pasar a un segundo plano, sino también otras grandes empresas del sector.

El mercado británico, dominado históricamente por BT, debe acomodar ahora a la gran compañía resultante de la unión de O2 y Virgin Media, los negocios de Telefónica y Liberty Global en este país, respectivamente.

Las dos compañías han indicado que esta fusión dará lugar al mayor operador del Reino Unido por número de clientes, con 46,5 millones de suscriptores de vídeo, banda ancha y conectividad móvil, frente a los 46,3 millones de BT (cifras a cierre de 2019).

A cierta distancia se sitúan otros competidores, como Sky, Vodafone, Three y TalkTalk, que contaban hasta esa fecha con 22,7, 20,2, 11,6 y 9 millones de suscritos a esos servicios, respectivamente.

Asimismo, Telefónica y Liberty Global estiman que la nueva compañía facturaría hasta 11.000 millones de libras (unos 12.570 millones de euros), lo que le situaría en segunda posición, por detrás de BT, que ingresó 13.500 millones de libras (14.910 millones de euros) en 2019.

En este apartado, O2-Virgin también tendría una ventaja significativa sobre Sky, Vodafone, Three y TalkTalk, que facturaron 9,4, 5,5, 2,4 y 1,6 millones de libras, respectivamente.

En cuanto a ganancias, Telefónica y Liberty prevén que el resultado bruto de explotación (oibda) subirá hasta los 4.100 millones de libras (4.693 millones de euros), frente a los 4.200 millones de libras de BT (4.806) y los 2.500 millones de Sky (2.861).

El oibda de Vodafone en 2019 se situó en los 1.200 millones de libras (1.373 millones de euros), el de Three fue de 700 millones de libras (801 millones de euros) y el de Talktalk de 200 millones de libras (228 millones de euros).

Otros observadores independientes también prevén que este nuevo macrooperador en el mercado británico se convertirá en un rival directo de BT, propietario del operador de móvil EE, con un valor de negocio estimado en 24.000 millones de libras (30.000 millones de dólares o 27.400 millones de euros).

Según un informe del banco Goldman Sachs citado por medios locales, esta fusión formaría el primer operador del país en términos de ingresos por servicios, con una cuota del 34 %, frente al 32 % de BT, el 18 % de Vodafone y el 9 % de Three.

(c) Agencia EFE