Furia al volante: Cambio de carril desencadena ira de conductor armado en autopista de Florida

Una confrontación entre dos conductores que tuvo lugar el lunes por la noche en una autopista del centro de la Florida terminó con uno de ellos arrestado.

De acuerdo con un reporte de la policía del Condado Flagler, aproximadamente a las 6:20 p.m., patrulleros del departamento acudieron a una llamada por un incidente en el que alguien empuñaba un arma en la intersección de Palm Coast Parkway y Cypress Point Parkway, en Palm Coast.

Tras llegar al lugar, los patrulleros hablaron con la persona que llamó, que conducía una camioneta blanca con un remolque y estaba en una gasolinera Mobil.

La víctima le dijo a los patrulleros que conducía en dirección oeste por la carretera estatal 100, y cuando trató de cambiar de carril sacando el brazo para indicar la maniobra, un sedán de color blanco se metió delante de su camioneta y le apuntó con un arma que sacó por la ventanilla del pasajero, según el reporte policial.

“Temiendo por su vida”, la víctima frenó, tomó una fotografía de la placa del auto y llamó a la policía.

Leer más: ¿Cuál es el peor estado para conducir, Florida o California?

Poco después, los patrulleros rastrearon la placa al hombre que conducía el automóvil, identificado como Bryant Stanley, de 50 años, y provocó una situación de “alto riesgo”.

En imágenes de la cámara corporal que la agencia colgó en Facebook puede verse que los patrulleros le gritan a Stanley que levante su camisa para ver si tenía algún arma, le ordenan que dé algunos pasos de espalda y terminan esposándolo.

“¡Levante las manos!”, le grita un agente. “Siga caminando hacia mí!”.

Tras un registro del vehículo del sospechoso, se encontró un arma escondida entre la consola central y el asiento del conductor. Un cargador y un proyectil estaban en directo en la recámara.

El sospechoso narró una versión diferente de lo sucedido. Según Stanley, había ido a comprar comida en un restaurante Olive Garden y cuando regresó a la autopista se percató de que lo “seguía” una camioneta que se le metió delante. Agregó que se sintió “amenazado”, y admitió haberle apuntado con el arma al conductor.

Stanley fue acusado de agresión con agravantes con un arma de fuego sin la intención de matar. El residente de Palm Coast fue llevado a la cárcel Sheriff Perry Hall donde se le fijó una fianza de $50,000.

“Cualquier incidente de furia al volante llevará al culpable a la cárcel, sobre todo si se empuña un arma”, dijo Rick Staly, jefe de la policía del Condado Flagler. “Los conductores irresponsables y enfurecidos no tienen cabida en nuestro condado. Afortunadamente, esta persona tomará un curso para controlar la ira en la cárcel o donde lo determine una corte”.

Traducción de Jorge Posada