Furia de Ida deja desafío energético complejo en Luisiana

·2  min de lectura
En esta fotografía aérea se muestran los restos de casas en Golden Meadow, Luisiana, el lunes 6 de septiembre de 2021, luego del paso del huracán Ida. (AP Foto/Matt Slocum)

NUEVA ORLEANS (AP) — Las cuadrillas de trabajadores en Luisiana han restablecido el suministro eléctrico para cerca de 70% del área metropolitana de Nueva Orleans y en casi todo Baton Rouge luego del paso del huracán Ida, pero fuera de esas ciudades grandes, recuperar la electricidad es un reto complejo que durará prácticamente todo septiembre, informaron ejecutivos de servicios públicos el lunes.

Va a ser necesario recurrir a hidrodeslizadores para adentrarse en los pantanos a fin de tender las líneas y reparar los postes de luz más remotos de los cerca de 22.000 que Ida derribó cuando tocó tierra el 29 de agosto como uno de los huracanes más fuertes en azotar el territorio estadounidense, dijo Phillip May, presidente y director general de Entergy Luisiana.

Más de 530.000 clientes siguen sin electricidad en Luisiana, poco menos de la mitad de los que se vieron afectados cuando Ida azotó hace ocho días. En cinco distritos al oeste y sur de Nueva Orleans, por lo menos 98% de las viviendas y negocios no tiene luz, de acuerdo con la Comisión de Servicios Públicos del estado.

“Va a ser una reconstrucción, no una reparación”, señaló May.

Los problemas en las zonas rurales de Luisiana no deben hacer olvidar la rapidez “casi milagrosa” de las reparaciones en Nueva Orleans, comentó Deanna Rodriguez, presidenta y directora general de Entergy en Nueva Orleans.

“Estoy muy orgullosa del equipo y creo que es una fabulosa y buena noticia”, señaló.

Ida provocó la muerte de al menos 13 personas en Luisiana, muchas de ellas ocurridas luego del paso de la tormenta. Sus vestigios también causaron inundaciones históricas, lluvias récord y tornados desde Virginia y hasta Massachusetts, matando al menos a 50 personas más.

En el Golfo de México, los buzos han ubicado la presunta fuente de un derramamiento continuo de crudo que apareció luego que Ida pasó por la zona ubicada a unos tres kilómetros (dos millas) al sur de Port Fourchon, Luisiana.

El propietario del gasoducto no ha sido encontrado. Talos Energy, la compañía con sede en Houston que actualmente paga por la limpieza, aseguró que no pertenece a ellos. La empresa señaló que trabaja con la Guardia Costera de Estados Unidos y otras agencias estatales y federales para encontrar a los dueños.

Entergy, en tanto, advirtió a la gente que tenga cuidado, porque no quieren que la cifra de muertos por el paso de Ida siga aumentando.

“No hay forma de saber si una línea caída está energizada o no, así que si ven una, aléjense de ella”, dijo May.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.