Funeraria de NY apila cuerpos en camión en medio de pandemia

MICHAEL R. SISAK y DEEPTI HAJELA
Un trabajador sale de una lona que cubre la parte trasera de un camión alquilado afuera de la Funeraria Andrew T. Cleckley, el jueves 30 de abril de 2020, en Nueva York. (AP Foto/John Minchillo)

NUEVA YORK (AP) — La policía atendió una llamada de ayuda en un vecindario de Brooklyn el miércoles luego que una funeraria rebasada por el coronavirus recurrió a apilar decenas de cadáveres en hielo en camiones alquilados, y un transeúnte se quejó sobre el olor, informaron las autoridades.

Los investigadores que respondieron a una llamada al 911 se encontraron con que la funeraria había alquilado cuatro camiones para almacenar cerca de 50 cadáveres, de acuerdo con un agente. No se presentaron cargos y el funcionario, que no estaba autorizado para hablar públicamente sobre la investigación, habló con The Associated Press a condición de mantener el anonimato.

De acuerdo con la fuente, la Funeraria Andrew T. Cleckley no pudo controlar los olores. La funeraria pudo conseguir un camión más grande y refrigerado más adelante ese mismo día, dijo el funcionario.

Trabajadores vistiendo equipo protector pudieron verse por la tarde transfiriendo los cadáveres al camión refrigerado.

Una persona que respondió la llamada a la funeraria colgó sin decir una sola palabra. Las llamadas subsecuentes fueron dirigidas al buzón de voz, que estaba lleno.

Aun así, el alcalde Bill de Blasio dijo el jueves que los actos de la funeraria son “inconcebibles”.

“No tengo idea cómo una funeraria pueda permitir que esto ocurra”, afirmó el demócrata en una rueda de prensa, argumentando que el personal de la funeraria debió haber pedido ayuda a los reguladores estatales o incluso a la policía municipal cuando estaba siendo rebasada por la situación.

La funeraria “debería hacer sido capaz de resolverlo”, agregó.

Las funerarias de la ciudad de Nueva York han batallado con los decesos por COVID-19 desde finales de marzo.

En la mayoría de la gente, el nuevo coronavirus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. En algunas personas, sobre todos los adultos mayores y las que padecen trastornos de salud subyacentes, puede provocar enfermedades más graves, como la neumonía, e incluso la muerte.