Por qué es fundamental comenzar la prevención cardíaca antes de los 35 años

MÁS DESTACADO EN SALUD Y CIENCIA

(www.neomundo.com.ar)- "La primera causa de muerte de la humanidad es el infarto o la muerte súbita. Estas situaciones ocurren como consecuencia de una enfermedad que afecta las arterias, particularmente las llamadas arterias coronarias, las mismas que irrigan el tejido cardíaco. Esta enfermedad es conocida como aterosclerosis, un proceso de acumulación de grasas (colesterol) dentro de células que se agrupan en las paredes de dichos vasos a lo largo de la vida.

En los años '50 se pudo probar -en autopsias realizadas a soldados muertos en la guerra de Corea- que sus corazones tenían estas formaciones dentro de sus arterias. En los años '70 se pudo reproducir la información con los muertos de la guerra de Vietnam. La edad de todos ellos era de apenas 20 años, pero esas formaciones o placas ateroscleroticas eran incipientes o de conformación prematura.

Hacia fines de la década del '80 la comunidad científica se preguntó qué tipo de placa de todas las que puede tener un ser humano puede conducir a la muerte. Allí nace el concepto de placa "vulnerable" entendida como la formación capaz de provocar la generación de un coágulo. Si ello ocurre, toda la luz del vaso queda obstruida por éste con la consecuente suspensión de la irrigación al tejido que sirve, provocando así la destrucción del mismo (infarto) y eventualmente la muerte. Sin embargo, toda esa información ha sido consolidada sobre trabajos realizados en autopsias de muertos por infarto o súbitamente.

"Lo que hicimos -explica Enrique Gurfinkel, Jefe de Cardiología de la Fundación Favaloro e Investigador del CONICET, en la Argentina- es analizar casi 300 corazones que remitiera el INCUCAI para un eventual transplante cardíaco". El INCUCAI es el instituto nacional argentino que se encarga de la coordinación de ablaciones y transplantes en el país.

"Aquellos que por condiciones de traslado o manutención luego de la ablacion fueron rechazados para tal fin quedaron en un banco especial de almacenamiento para obtener sus válvulas. De éstos, elegimos 160 órganos que aún preservaban intactas todas sus arterias coronarias y que la edad de ellos fuera entre 45 y 55 anos (la franja intermedia de la población, la más propensa a la afección cardiaca)", describe Gurfinkel.

Estos organos pertenecieron a sujetos que fallecieron por un accidente traumático, suicidio, pero absolutamente sanos, sin ser diabéticos, ni tener ninguna otra condición patológica como solicita el INCUCAI. "Encontramos así que todos tenían formaciones, pero en el 60% de los corazones había al menos una placa vulnerable".

Es decir, que la población de mediana edad de una sociedad es portadora de 1,11 placas de esta caracteristica, capaz de generar un trombo y matar. "Esta es la razón por la cual indicamos a la población cuidarse. Los próximos desafíos están en cómo llegar al diagnóstico de quien porta esta enfermedad, y comenzar a tratarlo".

Cargando...

 

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK