La Fundación Gates donará 1.400 millones a granjeros en África y Asia por el cambio climático

La Fundación Bill y Melinda Gates anunció este lunes una donación de 1.400 millones de dólares para pequeños granjeros y agricultores afectados por el cambio climático en África y Asia, durante la COP27 de Egipto.

La donación será entregada a lo largo de cuatro años, y servirá para financiar métodos de lucha contra la sequía, las olas de calor e inundaciones extremas, según el comunicado distribuido en Sharm el Sheij.

Organizaciones de defensa de pequeños propietarios rurales, que aseguran representar unos 350 millones de granjeros y agricultores en el mundo, publicaron una carta abierta este lunes en la que advertían que la seguridad alimentaria está en peligro, y pidieron a los gobiernos que apoyen la producción a pequeña escala, frente a la agricultura industrial.

"El aumento del hambre en el último año ha puesto al descubierto la fragilidad de un sistema alimentario mundial" escasamente preparado para los shocks climáticos, indicó la carta firmada por 70 organizaciones.

"Construir un sistema alimentario que pueda alimentar a todos en un mundo demasiado caliente debe ser una prioridad en la COP27", añadió.

Más de 100 líderes mundiales lanzarán este lunes y martes una nueva ronda negociadora en la conferencia del cambio climático de la ONU.

La financiación de la lucha contra el calentamiento del planeta, ya sea mediante medidas de mitigación, de adaptación, o un posible fondo de daños y pérdidas, que los países del sur exigen a los industrializados, están en la mesa de negociación de Sharm el Sheij.

La agricultura es la espina dorsal de la mayoría de economías africanas. Emplea a más del 50% de la fuerza laboral y representa un tercio del total del PIB africano.

Unos 2.000 millones de personas dependen de la producción de granjas y pequeños agricultores para alimentarse diariamente.

"Los efectos del cambio climático han sido devastadores, y cuanto más tiempo pasa, más gente sufre y las soluciones se vuelven más complejas y costosas", explicó el responsable de la Fundación, Mark Suzman.

"Los líderes deben escuchar las voces de los agricultores y gobiernos africanos para comprender sus prioridades y responder con urgencia", añadió.

El dinero apoyará el uso de nuevas tecnologías digitales, la innovación en las explotaciones ganaderas y a mujeres con pequeñas propiedades agrícolas, mediante una colaboración con el Fondo Internacional para del Desarrollo Agrícola de la ONU, explicó Suzman.

mh/jz/avl/es