Un funcionario se refirió al reseteo del celular del atacante de Cristina Kirchner y fue lapidario: “Cerremos todo”

·3  min de lectura
Horacio Pietragalla y Germán Martínez
Horacio Pietragalla y Germán Martínez - Créditos: @Santiago Filipuzzi

Tras conocerse públicamente que la Policía Federal Argentina (PFA) formateó el celular que el agresor de la vicepresidenta Cristina Kirchner, Fernando Sabag Montiel, portaba el día que la atacó en su departamento de Recoleta, el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, fue lapidario. “Cerremos todo”, exclamó el funcionario, que dentro de las filas del gobierno nacional responde a la terminal kirchnerista, y aumentó la presión sobre el presidente Alberto Fernández. “Esto tiene que cambiar”, aseveró.

“Es una locura. Si en una causa así termina pasando esto, la verdad que ya cerremos todo, ¿no?”, ironizó Pietragalla Corti, quien dijo solo conocer este inconveniente -que se habría producido cuando intentaban obtener datos del teléfono- a través de lo que leyó en los medios de comunicación. “Es increíble. Sería un error catastrófico”, aseveró en El Destape Radio.

Convencido de que hay un intento de “deshumanizar a la familia Kirchner” y de poner a sus integrantes “en el lugar de monstruos y de lo peor”, Pietragalla Corti sostuvo: “Si hay alguien que se anima a hacer lo que hizo este personaje tiene que ver con que el discurso deshumaniza a Cristina. El lawfare, todo lo que venimos denunciando, la pone en un lugar muy vulnerable. El lugar donde la ponen los medios, el Poder Judicial, el poder real, es de mucha vulnerabilidad porque la deshumaniza”.

Así intentó explicar, desde su punto de vista, qué influyó en que Sabag Montiel llegara al exterior del domicilio de la vicepresidenta en Recoleta el jueves pasado, se mezclara entre la militancia, la apuntara con un arma y disparara sin herirla, ya que la bala no salió por cuestiones que intentan establecerse.

Bajo esa postura, entonces, le pidió a la oposición que se haga cargo de “cortar” con este tipo de expresiones contra la exmandataria. “Ayer estuve en el Congreso, es lamentable. Firmaron el repudio, pero no se hacen cargo de ningún discurso de odio, ni nada. Y es tan simple como recordar cada cosita que hicieron en los medios de comunicación, sus declaraciones, siempre apostaron a ese juego y lo siguen haciendo hasta ahora, después de este hecho terrible donde pedimos que haya un poco de cordura, de bajar estos discursos”, se quejó.

Asimismo, Pietragalla Corti envió un fuerte mensaje hacia el frente interno, con respecto al rumbo de la administración de Fernández, basado en que el intento de magnicidio contra Cristina Kirchner para él marcó un “punto de inflexión” en la política argentina. “Nos mojaron la oreja, en el mejor de los términos. No podemos tener, siendo gobierno, el posicionamiento pasivo que tenemos. Esto tiene que cambiar”, sostuvo.

Y siguió: “Hay poderes reales que están jugando, que apuestan a que pasen estas cosas. A partir del lunes, más allá de que somos un frente y con posicionamientos distintos, tiene que cambiar la pasividad del gobierno en algunas acciones. Nos tocaron lo más importante que tenemos como proyecto político que es nuestra conductora, esto no puede quedar como si nada”.

No obstante, Pietragalla aclaró que con esto no se refería a una “venganza” sino a aplicar políticas públicas “que espera la sociedad” y que tienen anclaje en lo que “significó históricamente el kirchnerismo”.

En un análisis del intento de magnicidio, el funcionario trazó dos vertientes. “Por un lado está el hecho político, lo que generó a nivel mundial, una cosa que no pensábamos vivir en nuestra democracia. Los que nos desarrollamos en democracia no tenemos recuerdo de una situación así”, planteó por un lado.

Después, acotó: “En lo personal mucha angustia, [Cristina] es una persona que quiero mucho como militante, pero también como generación que nos sentimos abrazados cuando ocurrió lo de Cristina, en poder participar políticamente. Desde 2003 me siento parte del kirchnerismo casi naturalmente”.

Durante la entrevista también remarcó la masividad de la marcha realizada el viernes en la Plaza de Mayo para darle apoyo a la antes mandataria y lanzó: “Una parte de la sociedad está siempre con Cristina, siempre al lado, y quedó demostrado”.