Quién fue el funcionario que murió en desplome de helicóptero

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 17 (EL UNIVERSAL).- Porfirio Sánchez Mendoza asumió la dirección de Seguridad Pública de Aguascalientes en 2018, cuando fue nombrado por el gobernador panista Martín Orozco, después de que el antiguo mando dejó el puesto con sólo dos años al frente.

El pasado 2 de febrero Sánchez Mendoza fue detenido por agentes de la Fiscalía General de la República (FGR), acusado por el delito de tortura.

Fue hasta el 1 de septiembre, que salió del Reclusorio Norte, donde había permanecido desde febrero y el 9 de septiembre se reincorporó a su cargo en Aguascalientes, después de que se le dictó sentencia absolutoria.

El pasado 7 de octubre, la gobernadora Teresa Jiménez ratificó a Sánchez Mendoza al frente de la secretaría de Seguridad Pública estatal.

Porfirio Sánchez Mendoza ingresó a la entonces Procuraduría General de la República (PGR) en 2007 y durante ese tiempo fue colaborador directo del entonces secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, ex titular de la Secretaría de Seguridad durante el sexenio de Felipe Calderón.

Fue jefe de Departamento de Investigación y subdirector de Investigación policial en la Agencia Federal de Investigación (AFI).

Hasta 2010 fue director de Operaciones Encubiertas de la Policía Federal, director general de Tráfico y Contrabando, coordinador de Investigación Técnica y Operación y coordinador de investigación de campo en casos de secuestro en la Policía Federal.

De 2014 a 2018, fue director de situaciones tácticas en la Coordinación de Operaciones Especiales en la División de Fuerzas Especiales de la Policía Federal.