Dos funcionarias, ante una posible pena de cárcel por acceder al historial de un exfamiliar

·3  min de lectura

Divorciada y con una hija en común, la pareja no mantenía una buena relación y había llevado sus diferencias al juzgado en varias ocasiones. En un contexto así, cuenta El Heraldo de Aragón, la exsuegra del denunciante y su excuñada aprovecharon el acceso que les brindaba al sistema su condición de funcionarias y accedieron a su historial y al de algunos de sus familiares. Ahora ambas se enfrentan a posibles penas de cárcel y multas.

Las dos mujeres, madre e hija, estás acusadas de acceder al historial de la expareja de su hija y hermana, respectivamente. (Foto: Getty Images)
Las dos mujeres, madre e hija, estás acusadas de acceder al historial de la expareja de su hija y hermana, respectivamente. (Foto: Getty Images)

El Fiscal pide para C. C., excuñada y funcionaria del hospital Miguel Servet, dos años de cárcel. Para la madre de esta, M.M., trabajadora de la Diputación General de Aragón, cuatro. Ambas están acusadas de un presunto delito de revelación de secretos y otro contra la libertad informática. El denunciante descubrió que algo estaba pasando cuando durante el proceso para pedir la ampliación de las visitas a su hija vio que en la respuesta que recibió figuraba una información sobre su padre que ni él conocía. Entonces, mayo de 2019, denunció a su expareja suponiendo que los datos habían sido obtenidos ilegalmente. 

Tras la denuncia interpuesta, el grupo de Delitos Tecnológicos de la Policía Nacional investigó lo sucedido y en su informe dejó constancia de una entrada en la historia clínica en marzo de 2018 concluyendo que esta se produjo sin “autorización para efectuar la consulta”. En junio de 2020, y a través de la información facilitada por la Tesorería General de la Seguridad Social, se determinó que la exsuegra del denunciante habría accedido supuestamente a información relativa, entre otros aspectos, a su afiliación a la Seguridad Social, prestaciones sociales y el histórico de bases de cotización. Además de a algunos datos relativos a los abuelos paternos de su nieta.

En su informe, la Fiscalía no ve “acreditado” en el denunciante y sus familiares “perjuicio psicológico”, pero sí el “quebranto del derecho a que sus datos no sean consultados más que por las personas debidamente autorizadas”. Además de la petición de penas de prisión, también pide una indemnización de 1.200 euros para la expareja de su hija y hermana y 600 euros a los padres y el padrastro de él. 

En cuanto a los antecedentes al caso que ahora se juzga, El Heraldo de Aragón resume que durante las vacaciones el padre y la madre de la niña se turnaban en la custodia cada 15 días y que es ella quien tiene la custodia por considerar el juez que la menos tiene “mayor arraigo” con su familia materna. En juicios anteriores, el ahora demandante ha sido absuelto de la acusación de violencia de género por “expresiones vejatorias” al no haber quedado probado, un perito consideró que no tenía problemas de salud mental y también ha sido absuelto de una acusación de revelación de secretos.

EN VÍDEO | Bill Cosby es un hombre libre, después de que su condena haya sido sorprendentemente revocada

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.