Suspendida una funcionaria de prisiones por su relación con un preso: una cámara la grabó entrando en su celda

·3  min de lectura

Este mes de septiembre una funcionaria del centro penitenciario de O Pereiro de Aguiar (Ourense) ha sido, según publica La Voz de Galicia, suspendida tras confirmarse, con el visionado de las grabaciones de las cámaras de seguridad, que entró en la celda de un preso por la noche en el curso de la investigación abierta tras conocerse que, supuestamente, mantenía una relación afectiva con uno de los internos.

La dirección de la prisión fue avisada y abrieron una investigación. (Foto: Getty Images)
La dirección de la prisión fue avisada y abrieron una investigación. (Foto: Getty Images)

Los hechos ocurrieron una noche durante el pasado mes de agosto, cuando la cámaras registraron a dicha funcionaria (cuya identidad permanece en el anonimato) subiendo a la galería de módulo dos del centro penitenciario de la provincia de Ourense y entrando en la celda del preso, que ha sido trasladado tras conocerse lo sucedido.

La mujer tiene un puesto de servicio de vigilancia en el interior de la prisión que le permite estar en contacto con los internos. Además, debido a su trabajo y sus funciones, dispone de las llaves del departamento. Razón por la cual, apunta el citado medio gallego, podría suponer un riesgo la relación afectiva entre ambos. 

Cuando se tuvo conocimiento de lo que estaba ocurriendo, sus superiores iniciaron una investigación para confirmar los hechos. Vistas las grabaciones, el director se reunió con la funcionaria, que fue enviada a su casa y que después se cogió una baja médica.

En esa reunión reconoció algunas partes de sucedido y se envió un informe a Instituciones Penitenciarias con toda la información recabada al respecto. Desde dicho organismo tomaron la decisión de cambiar de centro al preso y suspender de sus funciones, desde primeros de septiembre y de manera cautelar, a la funcionaria hasta que se resuelva en caso por completo. 

El juez deberá, en base a la información de la que disponga, determinar si se incurrió en delito penal o sí, como parece que fue, se trató de una relación consentida por ambas partes y no una “solicitación sexual a una persona sujeta a su guarda”. De confirmarse la relación de mutuo acuerdo, la condena se limitará a sanciones disciplinarias. 

Según ha podido saber La Voz de Galicia, una carta anónima escrita por funcionarios del centro penitenciario de O Pereiro de Aguiar fue remitida a la Subdirección General de Análisis e Inspección Penitenciaria denunciando lo ocurrido y acusando a la dirección “inacción y ocultación de todo ello”. 

Instituciones Penitenciarias aseguran, por su parte, que el director del centro actuó como mandan los protocolos. Este también se reunió, además, con los sindicatos para informarles de la existencia de un procedimiento administrativo. Desde los propios sindicatos han apoyado la actuación del director y comentado que este les pidió discreción con el fin de atajar los rumores por afectar a la dignidad de la mujer y del colectivo. 

Algunos de los compañeros de la funcionaria han rechazado su comportamiento en declaración el medio gallego mencionando que tanto su código deontológico como el estatuto de los empleados públicos no aprueba este tipo de relaciones.

EN VÍDEO | Dentro de una prisión talibán

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.