Charles Manson sigue vivo, aclaran autoridades de California

Por JOHN ROGERS
Esta foto del 14 de agosto del 2017 proporcionada por el Departamento de Correccionales y Rehabilitación de California muestra a Charles Manson. Manson está vivo, aclaró una portavoz del Departamento Penitenciario de California el jueves 16 de noviembre del 2017, tras trascendidos de que el multiasesino de 83 años había sido hospitalizado. (Departamento de Correccionales y Rehabilitación de California vía AP)

LOS ÁNGELES (AP) — Durante casi 50 años, Charles Manson ha sido la personificación viva del mal, una presencia demoniaca captada en gran cantidad de fotos, cada una de ellas marcadas por sus penetrantes ojos negros y la esvástica que se talló en la frente.

Esa personificación regresó de nuevo a la conciencia del público esta semana, inclusive con una fotografía de la cárcel que muestra a Manson ahora anciano pero conservando su aspecto maligno, luego de un reporte del sitio web TMZ.com de que el asesino de la glamorosa actriz Sharon Tate y de otras seis personas está gravemente enfermo y hospitalizado en Bakersfield, California.

El Departamento de Correccionales y Rehabilitación del estado declinó confirmar la información el jueves, y sólo dijo que Manson, que cumplió 83 años el domingo, sigue vivo. El dar a conocer más información violaría las leyes federales y estatales sobre privacidad, dijo la portavoz Vicky Waters a The Associated Press.

Otros asesinos seriales antes y después de Manson han matado a muchas más personas. Hace 51 años, un ex infante de Marina de nombre Charles Whitman se subió al mirador de una torre en la Universidad de Texas y le disparó a decenas de personas, de las cuales mató a 11, después de que ya había matado a otras cinco antes de llegar al mirador. Apenas el mes pasado, Stephen Paddock disparó desde la ventana de un hotel a los asistentes a un concierto en Las Vegas y mató a 58.

Pero al igual que con los nombres de Whitman y Paddock, pero no lo que hicieron, parecen destinados a ser olvidados en gran medida. Con Manson no ocurre lo mismo.

“Hoy estaba pensando por qué Manson es tan recordado y una parte tan grande de nuestra historia cultural, a pesar de que otros asesinos seriales han hecho mucho más daño”, dijo Linda Deutsch, ex corresponsal especial de la AP que cubrió los juicios a Manson y sus seguidores en 1970 y 1971, así como sus audiencias sobre una posible libertad condicional, hasta que se retiró hace dos años.

Concluyó que fue porque Manson mató algo más que solo a siete personas. También destruyó el sueño de una era de paz y amor de la generación de la posguerra que había comenzado con el Verano del Amor en San Francisco en 1967, dos años antes de los homicidios cometidos por Manson y sus seguidores en Los Ángeles.

“Durante la mayor parte de ese período, los hippies en San Francisco y por todo el país realmente difundieron un mensaje de amor y comprensión”, afirmó Deutsch. “Y entonces llegan estas personas que vestían esta ropa estilo hippie y, aunque no eran hippies, eran simplemente personas que vivían juntas en una comuna; se volvieron un símbolo de esa era de los hippies”.

“Además de matar a siete personas, mató a toda una contracultura”, agregó.

Con una carrera como delincuente y timador, Manson se reinventó a sí mismo durante el Verano del Amor como una figura de estilo mesiánico que atraía a jóvenes a una comuna que estableció en una vieja hacienda abandonada en las afueras de Los Ángeles.