Funcionaria de alto rango de la ONU renuncia tras retiro de reporte "segregación" en Israel

BEIRUT/NACIONES UNIDAS (Reuters) - Una funcionaria de alto rango de Naciones Unidas renunció el viernes debido al retiro de un reporte que acusó a Israel de imponer un "régimen de segregación" racial contra el pueblo palestino, afirmando que "estados miembro poderosos" presionaron al organismo y a su líder con "brutales ataques y amenazas".

La subsecretaria general y secretaria ejecutiva de la Comisión Económica y Social para Asia Occidental (CESPAO), Rima Khalaf, anunció su renuncia en una conferencia de prensa en Beirut después de que el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió que el reporte fuera retirado del sitio en Internet del órgano.

CESPAO, que incluye a 18 países árabes y de Asia occidental, publicó el reporte el miércoles y dijo que era la primera vez que una oficina de la ONU ha declarado claramente que Israel "ha establecido un régimen de 'apartheid' que somete al pueblo palestino en su conjunto".

Israel rechazó duramente la acusación y comparó el informe a "Der Sturmer" (El delantero), una publicación nazi fuertemente antisemita. Estados Unidos, un aliado de Israel, dijo que estaba indignado y exigió el retiro del reporte.

"No me parece una sorpresa que esos estados miembro, que ahora tienen gobiernos con poco respeto por las normas y valores internacionales de los derechos humanos, recurran a la intimidación cuando ven que es difícil defender sus políticas y prácticas ilegales", escribió Khalaf, de Jordania, a Guterres.

"Es normal que los criminales presionen y ataquen a quienes defienden la causa de sus víctimas", agregó Khalaf en su carta de renuncia, a la que Reuters tuvo acceso, y agregó que respalda las conclusiones del reporte de la CESPAO.

Israel y Estados Unidos no respondieron inmediatamente a una solicitud de comentarios sobre la carta de Khalaf.

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, dijo anteriormente el viernes que la renuncia de Khalaf era apropiada y el representantes de Israel ante el organismo, Danny Danon, refirió que debió ocurrir "hace mucho".

(Reporte de Ellen Francis en Beirut y Michelle Nichols en Nueva York; Editado en Español por Ricardo Figueroa)