¿Cómo funciona el proceso de destitución de un presidente de Estados Unidos?

Por Jan Wolfe y Richard Cowan
Foto de archivo. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla en la Casa Blanca en Washington.

Por Jan Wolfe y Richard Cowan

22 nov (Reuters) - La Cámara de Representantes de Estados Unidos está terminando las audiencias públicas por la investigación del juicio político o "impeachment" al presidente Donald Trump y se está acercando a una acusación formal de "delitos mayores y faltas".

A continuación se explican los elementos básicos del proceso de destitución, lo que sucede a continuación y por qué es poco probable que Trump sea destituido de su cargo.

    

    ¿POR QUÉ UN JUICIO POLÍTICO?

Los fundadores de Estados Unidos temían que los presidentes abusaran de sus poderes, por lo que incluyeron en la Constitución un proceso para destituirlos.

    Según la Constitución, el presidente puede ser destituido de su cargo por "traición, soborno u otros delitos mayores y faltas".

Por "delitos mayores y faltas" se han entendido la corrupción y los abusos de la confianza pública, en contraposición a las meras violaciones del código penal.

El expresidente Gerald Ford, mientras estaba en el Congreso, dijo: "Un delito de 'impeachment' es lo que la mayoría de la Cámara de Representantes considera que es en un momento dado de la historia."

Ningún presidente ha sido destituido como resultado directo de un juicio político. Uno, Richard Nixon, renunció antes de que pudiera ser relevado. Dos, Andrew Johnson y Bill Clinton, fueron impugnados por la Cámara pero no condenados por el Senado.

   

¿CÓMO FUNCIONA?

    El juicio político comienza en la cámara baja, que debate y vota si presentar cargos contra el presidente mediante la aprobación de una resolución de juicio político, o "artículos de juicio político", por mayoría simple de los miembros de la misma.

Un grupo formado por tres comisiones de la Cámara de Representantes está actualmente entrevistando a testigos y requiriendo documentos para construir un caso contra Trump —lo que ellos han llamado una "investigación de juicio político"—.

    Si la Cámara de Representantes aprueba los artículos del juicio político, se llevará a cabo un juicio en el Senado. Los miembros de la Cámara actúan como fiscales; los senadores como jurados; el presidente del Tribunal Supremo de Estados Unidos preside. Se requiere una mayoría de dos tercios de los votos en el Senado para condenar y destituir a un presidente.


¿PUEDE EL SENADO NEGARSE A CELEBRAR UN JUICIO?

Existe un debate sobre si la Constitución requiere un juicio en el Senado. La Constitución dice que el Senado tiene el "Poder Único para juzgar todos los procesos de destitución".

Las reglas actualmente en vigor del Senado requieren un juicio, y el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, ha declarado públicamente que permitirá que se lleve a cabo.

Los republicanos podrían tratar de enmendar esas reglas, pero tal medida es políticamente arriesgada y se considera improbable, dijeron expertos legales consultados.


¿ABRIR UN JUICIO Y TERMINARLO RÁPIDAMENTE?

Este escenario es más factible. Las reglas del Senado permiten a los miembros presentar, antes de que concluya el juicio, mociones para desestimar los cargos contra el presidente. Si tal moción es aprobada por mayoría simple, el proceso de destitución termina en la práctica.

El proceso de destitución de Clinton en el Senado, que no terminó en una condena, duró cinco semanas. A mitad del procedimiento, un senador demócrata partidario de Clinton presentó una moción de desestimación, que fue rechazada.


    ¿PUEDE ANULARLO EL TRIBUNAL SUPREMO?

    No. Trump ha dicho en Twitter que le pediría al Tribunal Supremo que intervenga si los demócratas tratan de abrir un proceso de destitución. Pero los padres fundadores rechazaron explícitamente permitir la apelación de una condena del Senado ante el poder judicial federal.


    ¿CUÁL ES LA COMPOSICIÓN DE PARTIDOS EN EL CONGRESO?

    La Cámara de Representantes cuenta actualmente con 431 miembros, 233 de los cuales son demócratas. Como resultado, los demócratas podrían llevar a cabo el juicio político a Trump sin el apoyo de los republicanos.

    En 1998, cuando los republicanos tenían mayoría en la Cámara de Representantes, dicha cámara votó en gran parte a favor de un juicio político contra Clinton, un demócrata.

    El Senado tiene ahora 53 republicanos, 45 demócratas y dos independientes que suelen votar con los demócratas. La condena y destitución de un presidente requeriría una mayoría de dos tercios. Por lo tanto, para que Trump sea destituido de su cargo por medio de un juicio político, en el caso de que los 100 senadores voten, al menos 20 republicanos y todos los demócratas e independientes tendrían que votar en su contra.

    

    ¿QUIÉN SE CONVIERTE EN PRESIDENTE SI TRUMP ES DESTITUIDO?

    En el improbable caso de que el Senado condenara a Trump, el vicepresidente Mike Pence se convertiría en presidente por el resto del mandato de Trump, que termina el 20 de enero de 2021.


(Información de Jan Wolfe; Editing by Steve Orlofsky; Traducido por Andrea Ariet en la redacción de Gdansk)