Cómo funciona el delivery de boletas en los municipios de la provincia de Buenos Aires

·4  min de lectura

La estrategia no es nueva, pero se consolida con réplicas en distintos municipios de la provincia de Buenos Aires. El envío a domicilio de boletas a pedido, incluso con listas combinadas, se afirma como una alternativa que se suma al clásico reparto puerta a puerta o en mano. Los partidos vecinalistas son protagonistas del delivery de boletas, ya sea a través de encargos por WhatsApp o de formularios digitales, pero también llevan sus listas a pedido candidatos de Juntos y del Frente de Todos.

Entre los espacios vecinalistas, Convocación por San Isidro es uno de los que apuesta más fuerte por el delivery de boletas. Desde 2019, lo hace a través de un formulario en el que se puede indicar la cantidad de boletas a recibir, si se desea solo el tramo municipal del vecinalismo o un combo con otras listas en categorías nacionales y provinciales.

Catalina Riganti, concejala y candidata a renovar su banca desde una de las dos listas en la interna del vecinalismo sanisidrense, es una de las encargadas de entregar las papeletas pedidas. “Tenemos casi 5000 anotados y ya están recibiendo nuestra boleta”, afirma Riganti a LA NACION. “Un 60%, nos pidió solo nuestra boleta; un 20%, la nuestra combinada con la de [Diego] Santilli. En el resto, hay de todo. Nos han pedido con [Nicolás] Del Caño, con [Facundo] Manes, con [José Luis] Espert” , completa la concejala.

Convocación por San Isidro entregará boletas hasta el sábado. “Tenemos una aplicación, que es un mapa. Se toca un punto determinado y nosotros vamos en auto, en bicicleta o caminando”, explica Riganti.

En Chivilcoy, el intendente Guillermo Britos jugará con boleta corta. Su espacio, Primero Chivilcoy, es otro de los que apela al delivery. “Nos piden bastante, aunque el fuerte es repartir casa por casa. A veces, la gente no está, la boleta se vuela o se la llevan. Si no le llega, [el vecino] puede pedirla por WhatsApp”, comenta Britos a LA NACION. Subraya que a Primero Chivilcoy “no le conviene entregar la boleta combinada con otros”, pero aclara: “Hay casos puntuales de gente muy grande que quiere salir de su casa con la boleta combinada con otra”.

Por fuera del vecinalismo, Juntos apela al reparto a domicilio a pedido. Algunos casos se dan en La Plata, Olavarría o Florencio Varela. “Cuando arrancó la campaña, había confusión con las PASO y los candidatos de Juntos. Además, con el tema del coronavirus, hay gente que quiere llevar su boleta. Se comunican, pero todavía el trabajo puerta a puerta rinde más”, describe el diputado provincial Daniel Lipovetzky, uno de los promotores del delivery de boletas en La Plata , donde apoya al candidato Javier Mor Roig, apuesta del intendente Julio Garro.

Ezequiel Galli (Juntos), intendente de Olavarría, aplica el sistema desde 2015. “En las otras elecciones, nos sirvió mucho. Hay gente que pide para toda la familia. Piden la boleta completa”, señala el jefe comunal, cuya lista local, liderada por Bruno Cenizo, representa al espacio de Santilli.

En Florencio Varela, Maximiliano Bondarenko encabeza una de las dos listas de concejales que juegan con Manes. Apuesta al delivery de boletas por WhatsApp y asegura que es un éxito. “ Agarro el autito y salgo yo, o mi señora, o alguna de las alrededor de 20 personas del equipo. A veces no damos abasto , nos pidieron unas 1100 personas en cinco o seis días. Y hasta el sábado tenemos que repartir a unas 700 más. Entregamos la boleta completa, pero siempre explicamos que se puede cortar”, resume Bondarenko, expolicía y actual concejal, que se define alineado con Emilio Monzó.

Bondarenko afirma que está en “territorio hostil” (en Florencio Varela gobierna el peronismo) y que tuvo “que innovar” para poder hacer campaña en un distrito que describe como “un mix entre Rosario y Formosa, por el narcotráfico y por una intendencia parecida al gobierno de Gildo Insfrán, que lleva 30 años”.

En el Frente de Todos también hay casos de delivery de boletas por WhatsApp. En Lanús, distrito que gobierna Néstor Grindetti (Juntos), lo aplica como estrategia secundaria Agustín Balladares, uno de los tres precandidatos de la interna justicialista local. “Se la llevamos a quien la solicita por WhatsApp, lista completa. Lo hicimos de boca en boca y a través de nuestras unidades básicas, para el vecino que no puede salir, está enfermo o es muy mayor. No somos los únicos. Todas las listas y el oficialismo de Juntos por el Cambio lo hacen igual”, indica una fuente cercana a Balladares.

El vecinalismo en General Pueyrredón, o en Tandil, aporta otros ejemplos. Crear Mar del Plata, agrupación que tiene como referente al senador bonaerense Lucas Fiorini, lo aplica. “La llevamos a quien nos la pide en todo Mar del Plata. Se van contactando al WhatsApp y a las redes”, cuenta Fiorini sobre la boleta corta de Crear, que encabeza Fernando Navarra. El reparto “lo hace el esquema de juventud”, completa el senador.

Preferentemente combinada con las papeletas de Santilli o Manes, circula en delivery vía WhatsApp también la boleta de Acción Tandilense. “Si nos piden nuestra boleta con otra nacional, la estamos acercando. Todavía es más efectiva la entrega en mano o bajo puerta, pero, de a poco, van llamando pidiendo que armemos el corte, preferentemente con Santilli o Manes”, dice a LA NACION Gonzalo Santamarina, primer candidato a concejal en la lista de Acción Tandilense.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.