Fuerzas políticas israelíes allanan camino para formar gobierno

Jerusalén, 26 Mar (Notimex).- Benny Gantz, líder del partido de oposición israelí ‘Azul y Blanco’, fue elegido hoy como orador de la Knéset dentro del supuesto acuerdo con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, para recibir el apoyo del bloque de derecha y agilizar la formación de gobierno.

Gantz fue votado con el respaldo de 74 parlamentarios, 18 en contra y 28 abstenciones, pero de acuerdo con The Times of Israel, se espera que renuncie cuando se definan completamente los detalles para un gobierno de unidad con el partido gobernante ‘Likud’ de Netanyahu.

En el diario israelí The Jerusalem Post trascendió que Gantz, luego se ocuparía del Ministerio de Asuntos Exteriores durante los primeros 18 meses del gobierno de “unidad de emergencia” ante la pandemia de COVID-19, para posteriormente sustituir al actual primer ministro en septiembre de 2021.

Durante su primer discurso como orador del recinto legislativo este jueves, Gantz dijo que “la democracia ha ganado”, ya que su elección se realizó para “unificar a la gente y no dividir”.

“Prometo a todos los israelíes hacer lo correcto en este momento. La Knéset trabajará para las personas y los ciudadanos, todos ellos...No se equivoquen, no comprometeré los principios por los cuales votaron más de un millón de ciudadanos”, afirmó.

Gantz aclaró que este no es un día alegre, sino “uno importante” pues la democracia israelí “no está en negociación” y, luego de que el país ha estado sumido en más de un año por un gobierno interino, al fin se pondrá a Israel “antes que todo lo demás”.

De acuerdo con el diario local, el gobierno de unidad había sido previamente establecido tras la renuncia del presidente del ‘Likud’, Yuli Edelstein, la víspera como representante del recinto.

En los últimos días ambos partidos se habían enfrentado por convocar a una votación para reemplazar a Edelstein, e incluso la oposición había dicho que si no podían tener el cargo, las negociaciones sobre un gobierno se terminarían.

Si el gobierno de unidad logra confirmarse, se destrabará la incertidumbre política registrada, tras la realización de tres elecciones seguidas en menos de un año, luego de que tanto Likud como Azul y Blanco, no lograron conseguir la mayoría de escaños necesarios para formar un gobierno.

Ahora, las divisiones dentro del partido de oposición podrían ser los únicos obstáculos.

-Fin de nota-

NTX/I/MGR/FJ