Las últimas fuerzas estadounidenses abandonan Afganistán, poniendo fin a una guerra de 20 años iniciada tras los ataques del 11 de septiembre

·2  min de lectura

Las últimas fuerzas estadounidenses partieron del Aeropuerto de Kabul, poco antes del plazo de medianoche para una retirada total, poniendo fin a un conflicto de 20 años iniciado a raíz de los ataques del 11 de septiembre.

La guerra más larga de Estados Unidos costó la vida a casi 50 mil civiles afganos, 2 mil 500 militares estadounidenses, 66 mil militares y policías afganos, 457 efectivos de las fuerzas armadas británicas y 50 mil combatientes talibanes y de la oposición.

Fue una guerra supervisada por cuatro presidentes de Estados Unidos, luchada por dos generaciones de estadounidenses y con un costo estimado de 2 billones de dólares. Terminó con la derrota de una superpotencia por parte de un ejército de guerrilleros y el colapso de un proyecto de construcción del estado de décadas en cuestión de días.

La noticia del último vuelo estadounidense que partió de Kabul llegó primero de los líderes talibanes, cuando los disparos de celebración resonaron en toda la ciudad.

Poco después, el general Kenneth F. McKenzie, jefe del Comando Central de Estados Unidos, anunció formalmente el fin de la presencia militar estadounidense en el país.

“Estoy aquí para anunciar la finalización de nuestra retirada de Afganistán y el fin de la misión militar de evacuación de ciudadanos estadounidenses, ciudadanos de terceros países y afganos vulnerables”, dijo. "Todos y cada uno de los miembros del servicio de EE.UU. están fuera de Afganistán".

“Ninguna palabra mía podría captar la medida completa de sacrificios y logros de aquellos que sirvieron”, agregó.

La guerra se había vuelto cada vez más impopular entre los estadounidenses en los últimos años. En las elecciones presidenciales estadounidenses de 2020, ambos candidatos prometieron poner fin a lo que se conocía como "la guerra eterna". Le tocó al vencedor, Joe Biden, seguir adelante.

Leer más: Casa Blanca: EEUU tiene capacidad para concluir evacuación

Biden había prometido una retirada "responsable, deliberada y segura", pero era una promesa que no podía cumplir. El colapso del ejército nacional afgano en cuestión de días permitió a los talibanes entrar en la capital, Kabul, sin luchar. El resultado fue una carrera caótica y mortal hacia la salida, con decenas de miles de personas llenas de desesperación al aeropuerto Hamid Karzai.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.