Fuerzas Armadas: con la compra de un Boeing 737, Rossi avanza en la renovación de la flota aérea

Inés Beato Vassolo
·4  min de lectura
El ministro de Defensa, Agustín Rossi, compró un avión a México, con capacidad para 140 pasajeros; "hace 15 años que la Fuerza Aérea no pilotea un avión Boeing", dijo, durante el anuncio de la adquisición
El ministro de Defensa, Agustín Rossi, compró un avión a México, con capacidad para 140 pasajeros; "hace 15 años que la Fuerza Aérea no pilotea un avión Boeing", dijo, durante el anuncio de la adquisición

El Ministerio de Defensa avanza en la renovación del equipamiento para las Fuerzas Armadas, meta central de la gestión de Agustín Rossi. El ministro recibió ayer el nuevo avión Boeing 737 “Islas Malvinas”, que la Argentina compró a México para reforzar el transporte estratégico de las fuerzas aéreas.

La llegada de la aeronave de alta envergadura se despega de la reciente adquisición de los diez aviones Beechcraft Hurón que el Gobierno adquirió a Estados Unidos, también para mejorar la dotación de las fuerzas de seguridad. El Boeing 737 tiene una capacidad diez veces mayor a los Beechcraft Hurón: puede trasladar hasta 140 pasajeros. En este sentido, será utilizado no sólo para el traslado del personal de las Fuerzas Armadas, sino para cubrir destinos de la Línea Aéreas del Estado (LADE), que comunica a poblaciones desconectadas entre distintas partes del país. Además, se destinará al transporte de carga, la evacuación sanitaria, la asistencia de desastres naturales y el apoyo logístico de la pandemia por el coronavirus.

En un acto que encabezó en la Brigada Aérea de El Palomar, Rossi sostuvo ayer: “En mayo de 2006 fue la última vez que la Fuerza Aérea piloteó un avión Boeing. Pasaron 15 años para recuperar una capacidad, para recuperar un sistema de armas, para potenciar el trabajo diario que lleva adelante la Fuerza Aérea Argentina, para que sus hombres y mujeres puedan pilotear un avión de estas características”. El funcionario agradeció a Aerolíneas Argentinas por el “valioso apoyo, cariño y compromiso de su personal” en la capacitación y entrenamiento de los pilotos que comandarán la nueva aeronave.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Según confirmaron a LA NACION fuentes del Ministerio de Defensa, el acuerdo con México se concretó antes que el de Estados Unidos, cerrado en mayo de 2020. De hecho, los fondos para la compra del Boeing 737 no salen del Fondo Nacional de Defensa (Fondef) –aprobado el 16 de septiembre de 2020, por ley, tras la sanción del Senado–, sino de una asignación de Jefatura de Gabinete. “La compra es preexistente al Fondef, pero tiene el mismo espíritu, de reequipar a las fuerzas argentinas”, indicaron voceros del ministro.

“Hemos iniciado un proceso de reequipamiento de las Fuerzas Armadas, que seguramente no lo vamos a poder resolver en los próximos años, creo que el horizonte mínimo que se tiene que pensar, llevará unos 10 años de aplicación del Fondef para lograr tener unas Fuerzas Armadas distintas, con un nivel de equipamiento acorde a las necesidades de nuestro país”, remarcó Rossi durante el acto de ayer.

Industria nacional

El ministerio también activó la fabricación, en la Argentina, de dos aviones Pampa III de entrenamiento avanzado para la formación de pilotos, que estarán listos para los próximos meses. “Es toda producción nacional, de la que se encargará la Fábrica Argentina de Aviones (Fadea), que se encuentra en Córdoba”, afirmaron en la cartera.

La creación del Fondef –que se concretó el 16 de septiembre del año pasado, con el visto bueno de la Cámara alta– permitió a Rossi disponer de $30.000 millones para renovar el equipamiento de las Fuerzas Armadas. “Es un fondo específico que está destinado al reequipamiento de las Fuerzas Armadas argentinas para que se puedan cumplir los objetivos de toda política de defensa, que es garantizar la soberanía”, expresó en ese entonces el ministro.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Rossi había impulsado el proyecto de ley en su rol de diputado nacional por el Frente para la Victoria, antes de asumir al frente del Ministerio de Defensa. El texto había sido aprobado por la Cámara de Diputados el 20 de noviembre de 2019, y quedó a la espera de ser tratado en el Senado. En el medio, Rossi asumió como ministro y, como condición para ocupar su rol, pidió que se asegurara la aprobación del fondo.