Perú reporta muerte de un cabecilla de grupo remanente de Sendero Luminoso

·2  min de lectura

LIMA, 30 mar (Reuters) - La Fuerza Armada de Perú informó el martes de la muerte de uno de los dos cabecillas del remanente grupo rebelde Sendero Luminoso, llamado el "camarada Raúl" que había quedado herido tras un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad en octubre del año pasado.

Se trata de Jorge Quispe Palomino, miembro de la dirección de Sendero Luminoso que opera en una remota zona andina y selvática denominada el VRAEM y donde actúa en alianza con bandas del narcotráfico, según la policía y el Ejército.

"El trabajo de inteligencia ha confirmado que el 27 de enero del 2021 el camarada Raúl murió, como consecuencia de la afección renal crónica agravada por las heridas del ataque del 29 de octubre al campamento donde se encontraba", dijo un comunicado del comando conjunto de las Fuerzas Armadas.

El comando refirió que esta información había sido ocultada por el grupo de tendencia maoísta Sendero Luminoso "para evitar la desmoralización" entre sus cuadros que operan en el VRAEM, donde se produce el 75% de cocaína en el país sudamericano.

Con la muerte de "Raúl" quedaría al mando de Sendero Luminoso su hermano, Víctor Quispe Palomino, Camarada "José", según expertos sobre la violencia política en el país.

"Era el segundo del mando de los terroristas de Sendero Luminoso", dijo el presidente Francisco Sagasti a periodistas sobre el tema. "Ya no será una amenaza para la seguridad en el VRAEM y empezamos poco a poco a descabezar a los grupos terroristas que siguen azotando a esa región", agregó.

El Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), una zona del tamaño de Puerto Rico, es foco de constantes operativos de las fuerzas de seguridad contra el grupo rebelde, cuya fuerza es limitada ahora como para hacer daño el país, según analistas.

Perú vivió durante las dos últimas décadas del siglo pasado un duro choque entre las dos fuerzas, en la que murieron o desaparecieron unas 69.000 personas, según cifras oficiales.

Colombia y Perú son los mayores productores mundiales de hoja de coca y de cocaína, según datos de Naciones Unidas.

(Reporte de Marco Aquino, editado por Gabriela Donoso)