Fuertes vientos dificultan sofocar incendio en Sierra de Arteaga

·3  min de lectura

ARTEAGA, Coah., marzo 18 (EL UNIVERSAL).- Fuertes vientos, con ráfagas de 20 y hasta 40 kilómetros por hora, propagan rápidamente el fuego y extienden el mega incendio en el paraje "La Pinalosa" de la Sierra de Arteaga, el "pulmón" más importante de la región sureste de Coahuila. El gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, quien estuvo en el centro de mando, recibió el reporte de que el avance de control del siniestro, que hasta este jueves lleva tres días, es del 15%.

Por precaución, medio centenar de habitantes del ejido "El Baratillo" fueron evacuados y trasladados a un albergue. Debido al fuerte aire que se registra en la zona, los trabajos de combate se reanudaron después de las 14:00 horas de este jueves solo con expertos y no se aceptaron voluntarios para no arriesgar sus vidas.

Personal de combate, por tierra y aire, con ayuda de 5 helicópteros trata de impedir que el fuego llegue a poblados cercanos. Las enormes llamaradas se divisan a varios kilómetros de distancia. La policía permanece vigilante en los filtros y restringe la entrada a la zona que está ardiendo. El gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís supervisó la reanudación de las labores de combate y refrendó todo el apoyo del estado a los 450 brigadistas, a quienes reconoció su valor al enfrentar el embate de la naturaleza.

Son elementos de Protección Civil del Estado y el Municipio, Bomberos, de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), Ejército Mexicano, Guardia Nacional (GN) y otros. Riquelme Solís anunció que la Fiscalía General del Estado (FGE) abrió una carpeta de investigación para determinar las causas del incendio que es un desastre ecológico. Grupos de brigadistas, armados con picos, palas, y herramientas diversas, abren brechas "Cortafuegos" de 8 a 15 metros de ancho y 15 centímetros de profundidad.

Hasta media tarde, en el primer "corte" reportaron que llevaban una línea de más de 7 kilómetros escarbados en un lugar estratégico. La secretaria de Medio Ambiente (SMA), Eglantina Canales Gutiérrez, destacó que el viento ha estado muy cambiante en las últimas horas, razón por la cual se suspendieron labores el miércoles y se reanudaron hasta este jueves, cuando 390 brigadistas ingresaron a la zona de la conflagración.

Señaló que además se cuenta con 100 personas en el área de logística, quienes tienen instrucciones precisas de estar muy al pendiente de la información climática. Aparte de las brechas cortafuegos, destacó que cinco helicópteros, tres del Gobierno de Coahuila y dos de la Guardia Nacional, apoyan las labores de combate al fuego. "Pero que el cambio en la dirección del viento (y las enormes humaredas), causó que de manera momentánea se suspendieran los vuelos, ya que la visibilidad disminuyó", refirió.

Ante la inconformidad de algunos lugareños que quieren ayudar y no los dejan, Eglantina Canales les agradeció su interés por colaborar. "Se les agradece que quieran ayudar, pero por el momento sólo está laborando personal registrado, que tiene experiencia en este tipo de eventos", arguyó. La titular de la SMA refirió que uno de los brigadistas sufrió una luxación, recibió atención médica de urgencia y se encuentra bien. Fue una dislocación de un hueso, que es común en este tipo de trabajos, debido a que la topografía es muy accidentada, comentó. Adelantó que si las condiciones climáticas lo permiten la jornada de este viernes iniciará a las 7 de la mañana y concluirá a las 6 de la tarde antes de que empiece a oscurecer.