Reclaman contener la "amenaza terrorista" tras 28 años del impune atentado a la AMIA

·4  min de lectura

Buenos Aires, 18 jul (EFE).- Argentina recordó este lunes los 28 años del atentado a la mutua judía AMIA en Buenos Aires, que causó la muerte a 85 personas, en un acto donde sus autoridades no solo volvieron a reclamar justicia por el acto terrorista, que aún sigue impune, sino que pidieron más acciones contra "la amenaza terrorista" a la región en un contexto en que se investiga un avión venezolano-iraní retenido en el país.

"¿Cómo se explica tanta impunidad? La causa AMIA es uno de los reflejos más vergonzosos de la historia argentina" y "una imagen que nos muestra un fracaso humillante", dijo en su discurso el presidente de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), Amos Linetzky, en el acto central de recordación de víctimas.

Respecto del avión venezolano-iraní "plagado de misterios", dijo que "ha puesto el foco" que "en materia de lucha contra el terrorismo, Argentina está exactamente igual que hace 30 años", cuando sufrió el primer atentado, a la Embajada de Israel (1992).

"No hemos aprendido nada: nuestras fronteras siguen siendo permeables; nuestros controles, débiles", señaló.

En el acto central en la AMIA, que este año fue de nuevo presencial tras dos años de pandemia, una sirena volvió a sonar a las 9.53 hora local (12.53 GMT), la hora exacta en la que el 18 de julio de 1994 detonó la bomba que causó 85 muertes y más de 300 heridos en lo que fue el peor atentado en la historia de Argentina, y del que la Justicia responsabiliza al entonces Gobierno iraní y al partido libanés Hizbulá.

JUSTICIA LENTA

Linetzky recordó que los "canallas, miserables" acusados con alertas rojas de Interpol siguen viajando por el mundo sin ser detenidos, señalando la inacción de los fiscales argentinos y recordando que uno de esos acusados participó este año de la posesión del presidente nicaragüense al lado del embajador argentino.

"Cómo explicar que no se ha podido atrapar a ninguno de los responsables de semejante atrocidad", preguntó Linetzky.

Y señaló que la unidad fiscal especial no ha producido ninguna novedad en la causa, que necesita a cargo un juez permanente y que la semana pasada la Corte Suprema dejó firme una condena después de 17 años: "Un emblema doloroso y punzante de nuestro decadente poder judicial".

TRIPLE FRONTERA

Linetzky recordó al fiscal Alberto Nisman -encargado de la causa, quien en 2015 apareció muerto con un tiro en la cabeza, en circunstancias que aún se investigan- por haber denunciado la "infiltración iraní en la región principalmente a través de su alianza con Venezuela".

Explicó que el incidente del avión "remite a esa misma situación", y recordó que "eventos de estas características" se verificaron antes de los atentados a la Embajada de Israel y la AMIA: "Hoy es un avión cuya presencia en nuestro país nadie sabe explicar" y preguntó: "Qué están esperando para reaccionar".

El avión venezolano-iraní está inmovilizado desde junio pasado en el aeropuerto internacional de Buenos Aires y la Justicia argentina mantiene retenidos los pasaportes de sus tripulantes (cinco iraníes y 14 venezolanos), en el marco de una causa por posibles vínculos con el terrorismo internacional.

El dirigente también preguntó qué ha cambiado en la triple frontera entre Argentina, Paraguay y Brasil por donde pasaron los miembros de Hizbulá para perpetrar el atentado y recordó que Brasil todavía no designó a esa agrupación como organización terrorista: "¿No es hora de que Brasil tome cartas en el asunto y lo haga también?"

LLAMADO CONTRA LA IMPUNIDAD

Amnistía Internacional (AI) se hizo eco de esos reclamos en un comunicado donde recordó que "el Estado es responsable y debe terminar con casi tres décadas de impunidad en el caso AMIA".

AI llamó al Estado argentino a "avanzar en la realización de una investigación adecuada para esclarecer lo ocurrido y sancionar a los responsables", "garantizar la preservación, resguardo y el acceso a la documentación relativa el proceso" y "fortalecer las capacidades estatales en materia de prevención de ataques terroristas".

En el acto central, las fotos que portaron los familiares de las víctimas quedaron a lo alto mientras se escuchó la sirena y luego respondieron "presente" cuando se mencionaron cada uno de los nombres de las 85 víctimas.

El presidente argentino, Alberto Fernández, no asistió al acto pero se manifestó en Twitter: "A 28 años del atentado a la AMIA, volvemos a decir 'presente'. Por las 85 personas asesinadas aquella mañana, por sus familias y por toda la Argentina".

El viernes pasado, Fernández recibió a las autoridades de la AMIA en la sede del Ejecutivo, y ratificó su compromiso por el esclarecimiento de los atentados y la lucha contra el antisemitismo, según difundieron fuentes oficiales.

"Hoy recordamos a las víctimas y acompañamos a sus familias. Tenemos memoria. Exigimos justicia", tuiteó el ex presidente Mauricio Macri (2015-2019).

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.