Fuertes nevadas apagan incendios en Colorado

·1  min de lectura

Los incendios que destruyeron "en un abrir y cerrar de ojos" barrios enteros del estado de Colorado, en el oeste de Estados Unidos, se fueron apagando en la noche del viernes al sábado con la caída de nevadas que extinguían los últimos rescoldos.

Al menos 500 casas quedaron reducidas a humo y decenas de miles de personas tuvieron que huir, pero por el momento no se tiene constancia de muertes, "un milagro", según el gobernador Jared Polis.

Los destrozos son descomunales: en las imágenes aéreas se ven calles enteras reducidas a ceniza humeante. A diferencia de otros incendios, estos no se han limitado a las zonas rurales y han alcanzado los suburbios.

"Las familias tuvieron apenas unos minutos para meter todo lo que podían -los animales, sus hijos- en el coche y marcharse", dijo Polis en una rueda de prensa el viernes. Sucedió "en un abrir y cerrar de ojos".

Por la noche las llamas tiñeron de naranja el cielo, atizadas por ráfagas de viento de hasta 160 km/h. Al parecer el incendio fue causado por la caída de postes eléctricos sobre un suelo árido.

Todavía no se conoce el número de casas destruidas. El sheriff del condado de Boulder, Joe Pelle, calculó el viernes que son más de 500, y afirmó que "no le sorprendería que fueran más de 1.000".

El fuego se propagó "en mosaico", de modo que algunos barrios se salvaron mientras las casas de al lado se quemaron, explicó.

"Cuando ves la devastación, es asombroso que no tengamos una lista de 100 personas desaparecidas, pero no la tenemos", se congratuló el sheriff.

- Nevada-

El viernes las cenizas se cubrieron de nieve.

- Sequía histórica-


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.