Fuerte llamado del papa Francisco a que el mundo siga ayudando a Afganistán

·4  min de lectura
El Papa Francisco se dirige a la multitud desde la ventana del palacio apostólico con vista a la plaza de San Pedro durante la oración del Ángelus en el Vaticano el 29 de agosto de 2021 (Foto de Vincenzo PINTO / AFP).
VINCENZO PINTO

ROMA.- Midiendo cada una de sus palabras, el papa Francisco volvió a expresar hoy su profunda preocupación por la situación en Afganistán y lanzó un fuerte llamado a la comunidad internacional para que siga ayudando a su población. “Le pido a todos seguir asistiendo a los necesitados y rezar para que el diálogo y la solidaridad lleven a establecer una convivencia pacífica y fraterna y ofrezcan esperanzas para el futuro del país”, exhortó, con rostro adusto. “En momentos históricos como este no podemos permanecer indiferentes, la historia de la Iglesia nos lo enseña”, agregó también, al invitar asimismo a los católicos del mundo a intensificar sus oraciones y practicar el ayuno por el país asiático.

El exarzobispo de Buenos Aires hizo el llamado luego de la tradicional oración mariana del Ángelus, que presidió como siempre al mediodía romano desde la ventana de su despacho del Palacio Apostólico, ante centenares de fieles de todo el mundo.

El Gobierno acusó a Chile de intentar apropiarse de parte de la plataforma continental argentina

“Sigo con gran preocupación la situación en Afganistán y participo del sufrimiento de los que lloran por las personas que han perdido la vida en los ataques suicidas del jueves pasado y de los que buscan ayuda y protección”, arrancó Francisco, que aludió al atentado reivindicado por el grupo terrorista fundamentalista Estado Islámico-K en el aeropuerto de Kabul, que causó la muerte de al menos 170 afganos y 13 soldados estadounidenses. Ese atentado empeoró aún más una situación ya caótica desde que el 15 de agosto pasado los talibanes volvieron a tomar el poder después de 20 años, provocando la fuga desesperada de miles de afganos.

“Encomiendo a la misericordia de Dios Omnipotente a los difuntos y agradezco a quien está trabajando para ayudar a esta población tan castigada, en especial las mujeres y los niños”, también dijo el Papa, que subrayó que nadie puede permanecer indiferente ante el destino de Afganistán, donde el martes termina el plazo para que Estados Unidos concluya su catastrófica retirada.

El Papa Francisco se dirige a la multitud desde la ventana del palacio apostólico con vista a la plaza de San Pedro durante la oración del Ángelus en el Vaticano el 29 de agosto de 2021 (Foto de VINCENZO PINTO / AFP).
VINCENZO PINTO


El Papa Francisco se dirige a la multitud desde la ventana del palacio apostólico con vista a la plaza de San Pedro durante la oración del Ángelus en el Vaticano el 29 de agosto de 2021 (Foto de VINCENZO PINTO / AFP). (VINCENZO PINTO/)

“Como cristianos esta situación nos compromete. Por esto hago un llamamiento a todos a intensificar la oración y a practicar el ayuno. Oración y ayuno, oración y penitencia. Este es el momento de hacerlo”, explicó. “Estoy hablando en serio: intensificar la oración y practicar el ayuno, pidiéndole al Señor misericordia y perdón”, insistió Francisco, un jesuita que cree especialmente en el poder de las oraciones y que siempre se despide de sus fieles pidiendo “por favor, recen por mí”.

Ya en el Ángelus del 15 de agosto pasado, día de la toma de Kabul por parte de los talibanes sin que hubiera resistencia alguna, el Papa se había unido “a la unánime preocupación” por el país. Y había pedido oraciones al Dios de la paz “para que cese el fragor de las armas y las soluciones puedan ser halladas a la mesa del diálogo”. “Solo así la martirizada población de este país -hombres, mujeres, ancianos y niños-, podrá volver a sus casas, vivir en paz y seguridad en el pleno respeto recíproco”, había indicado.

Migración a Europa: la impactante imagen de más de 500 personas en una barca encontradas cerca de Italia

El nuevo llamado del Papa ocurrió mientras en Italia en los últimos días, a través de un puente aéreo sin precedente, llegaron casi 5000 afganos, la cifra más alta de toda Europa. “Comienza la fase dos, la más difícil, con el imperativo de no abandonar al pueblo, las mujeres, las chicas afganas, que nos han demostrado las ganas de crecer y de cambiar la situación”, dijo el canciller italiano, Luigi di Maio, tras la llegada, ayer, del último vuelo italiano desde Kabul.

En un éxodo que preocupa inmensamente a Europa –en cuyo suele se estima que ya se encontraban 230.000 afganos a quienes se les negó asilo-, esta mañana trascendió que 81 estudiantes afganas de la Universidad La Sapienza de Roma quedaron bloqueadas en Kabul. Las mujeres deberían haberse subido a uno de los últimos aviones militares, pero no lo lograron debido al caos ulterior que provocó el doble atentado del jueves pasado.

“Estaban en la lista del ministerio de Defensa, pero debido al ataque no pudieron entrar al aeropuerto”, reveló Bruno Botta, vicerrector de la Universidad La Sapienza, de esta capital, en un programa de radio de la RAI.

“Con la explosión las cosas se complicaron, estamos en contacto con la unidad de crisis de cancillería que está haciendo lo posible para ayudarnos y que nos dijo que no dejaría solos a los estudiantes de La Sapienza. La preocupación mayor es para las estudiantes que desde Herat se fueron hasta Kabul para embarcarse que, si regresar, correrían el riesgo de represalias”, agregó Botta, que precisó que algunas de las mujeres estaban con niños.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.