Fuerte advertencia de Alemania a Rusia por una eventual invasión de Ucrania

·2  min de lectura
Un militar ruso desplegado en Crimea
Un militar ruso desplegado en Crimea

BERLÍN.- El ministro de Economía alemán, el ecologista Robert Habeck, advirtió sobre las “severas consecuencias” que podría sufrir el proyecto del gasoducto Nord Stream 2 en caso de que Rusia invada Ucrania, en medio de tensiones en esa región por los movimientos de tropas rusas en respuesta a los planes de la OTAN de expandirse a la exrepública soviética.

”Cualquier nueva acción militar no puede quedar sin graves consecuencias. Y no hay que excluir nada” en caso de que haya una “nueva violación de la integridad del territorio” de Ucrania, expresó el ministro en una entrevista que se publicará completa este domingo en el Frankfurter Allgemeine Zeitung.

El flamante gobierno alemán dirigido por el socialdemócrata Olaf Scholz se mostró firme ante Moscú en relación con el gasoducto Nord Stream 2, aunque el nuevo canciller se presentó hasta ahora más evasivo que sus aliados verdes, como Habeck o la nueva ministra de Relaciones Exteriores, Annalena Baerbock.

En caso de escalada del conflicto en Ucrania, Baerbock amenazó simplemente con “parar” el gasoducto, un proyecto de gas natural que está siendo construido en alta mar desde Víborg en Rusia hasta Greifswald en Alemania.

La construcción del gasoducto Nord Stream 2 está avanzada en un 95%
Dmitry Lovetsky


La construcción del gasoducto Nord Stream 2 está avanzada en un 95% (Dmitry Lovetsky/)

El gasoducto de 1200 kilómetros siempre fue defendido por la antigua canciller conservadora Angela Merkel, pese a críticas de sus socios europeos y estadounidenses. Los occidentales acusan desde hace varias semanas a Rusia de haber concentrado a miles de soldados cerca de las fronteras ucranianas para preparar un ataque.

Rusia rechaza todas las acusaciones y asegura en cambio que se encuentra bajo amenaza de la OTAN, que según Moscú apoya militarmente a Ucrania. ”Desde un punto de vista geopolítico, Nord Stream 2 fue un error”, estimó en la entrevista Habeck.”Todos los países han estado siempre en contra, salvo Alemania y Austria”, recordó.

”El gasoducto ya está construido. Y la cuestión de su puesta en marcha sigue abierta y debe decidirse de acuerdo con la legislación europea y alemana”, agregó luego.

Formalmente, no se espera una decisión sobre su certificación antes de mediados de 2022, de acuerdo con el regulador energético alemán, que suspendió temporalmente el procedimiento este otoño por un obstáculo legal. Antes de su puesta en servicio, las autoridades alemanas deberán dar su luz verde. Además, la Comisión Europea (CE) -el órgano Ejecutivo de la Unión Europea (UE)- también debe aprobarlo.

Agencias AFP y DPA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.