Fueron a ver una peli de acción y salieron con mal cuerpo: les mostraron muertes de verdad

Meterse en un cine a día de hoy es jugársela, ya que puedes acabar perfectamente protagonizando una campaña viral. Y es que las marcas no paran de aprovechar el filón que suponen estos espacios para llevar a cabo acciones con cámara oculta. La última llega desde EEUU y no ha dejado precisamente buen sabor de boca a quienes les ha tocado vivirla.

La responsable de llevarla a cabo ha sido la asociación estadounidense States United to Prevent Gun Violence, cuya complicada misión es concienciar sobre los peligros de las armas en el país donde seguramente mejor vistas están. Eso sí, las 32.000 muertes que se producen cada año como consecuencia de disparos avalan totalmente su discurso.  

[Te puede interesar: El osito de peluche que presencia abusos sexuales a una niña: sencillamente te estremecerá]

Lo que se les ocurrió fue mostrar el lado menos bonito de las armas. Las pistolas no sirven para que los buenos de las pelis acaben con los malos: se usan para matar, se asesina con ellas… e incluso son causantes de numerosos accidentes que acaban con vidas. ¿Cómo hacerle ver todo esto a personas que ‘adoran’ las películas de tiroteos ?

Su idea fue inventarse una película con un nombre que atrajese a este perfil de espectador: Gun Crazy. La asociación diseñó carteles con pistolas bien visibles y decoró un cine como si realmente se fuera a emitir dicha cinta. Y consiguió llenar la sala de personas que esperaban disfrutar con una buena peli de acción.

Sin embargo, lo que proyectaron fueron escenas reales de tiroteos, de asaltos a mano armada, de asesinatos a sangre fría. Material realmente muy duro de ver incluso para los más fanáticos de este género. Como suele ser habitual en este tipo de acciones, además de inmortalizar las reacciones de los asistentes les entrevistaron a la salida para comprobar el efecto del experimento.

Las chocantes reacciones de los protagonistas, que confiesan haber cambiado su punto de vista respecto a las armas, ha levantado algunas suspicacias y acusaciones de que la marca ha recurrido a actores. Sea cierto o no, la intención de la asociación es más que loable y su iniciativa está teniendo tanto eco como la tienda que montaron en la que vendían pistolas de segunda mano detallando las muertes en las que habían estado implicadas.