Fuegos artificiales en Israel y misiles en Gaza: El error de una presentadora de noticias revela el gran contraste

“¿Eso es un bombardeo?”

Una presentadora estadounidense confundió el sonido de fuegos artificiales con el de un bombardeo durante un segmento de noticias sobre la apertura de la nueva embajada de Estados Unidos, dejando al descubierto el “gran contraste” entre los enfrentamientos que se están produciendo en Gaza y las celebraciones de Jerusalén.

Katy Tur, de MSNBC, estaba hablando en directo con el reportero de la cadena, Matt Bradley, quien se encontraba en Jerusalén, mientras se escuchaba al fondo el ruido de unas explosiones.

La presentadora hizo una breve pausa y luego preguntó: “¿Eso es un bombardeo?”.

Diferentes realidades se vivieron esta semana en Gaza e Israel (AP Photo)

Bradley le dijo: “No, Katy. Katy, en realidad el ruido proviene de Jerusalén y son fuegos artificiales que están lanzando detrás de mí en la parte antigua de la ciudad.

“Es una evidencia del ambiente festivo que se ha estado viviendo en Israel durante las últimas 24 horas”, dijo él.

Bradley dijo que el error de Tur puso al descubierto “el marcado contraste con las imágenes y la realidad que se vive en Gaza”.

Los funcionarios del Ministerio de Salud de Palestina declararon que murieron 58 manifestantes y 2.700 resultaron heridos durante el día más sangriento para los palestinos desde 2014, cuando miles de personas se congregaron cerca de la franja fronteriza con Gaza.

Sin embargo, a menos de 160 kilómetros, en Jerusalén, políticos y diplomáticos se reunían para celebrar la apertura de la nueva embajada de Estados Unidos, la cual fue trasladada controversialmente desde Tel Aviv, por orden del presidente Donald Trump.

En la recepción de apertura, el embajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman, le dijo al público, entre el que se encontraba Ivanka Trump y su esposo Jared Kushner, que el “evento histórico del lunes se debía a la visión, valentía y claridad moral de una persona con quien tienen una gran y eterna deuda de gratitud: el presidente Donald J. Trump”.

Trump, quien no estuvo presente en la ceremonia de apertura pero envió un mensaje de vídeo, tuiteó el lunes un poco más tarde que fue un “gran día para Israel”.

Chris York