El fuego avanza en los incendios de Burdeos, con 19.000 hectáreas quemadas

París, 19 jul (EFE).- Los incendios que desde hace una semana arden al sur de Burdeos, que han llevado a la evacuación durante estos días de más de 37.000 personas, siguen avanzando este martes por la mañana, después de haber calcinado más de 19.000 hectáreas y varios fuegos preocupan también en otros puntos de Francia.

La Prefectura (delegación del Gobierno) del departamento de Gironde con capital en Burdeos indica en su cuenta de Twitter que la noche ha sido "muy difícil" y que una residencia de ancianos ha sido evacuada estas últimas horas en Pilat, junto a La Teste de Buch, donde ya son 6.500 las hectáreas calcinadas.

En el otro frente de Landiras no se ha tenido que proceder a ningún nuevo desalojo por la noche, pero las llamas han seguido progresando y se llevan contabilizadas 12.800 hectáreas quemadas, precisa la Prefectura.

Un hombre se encuentra detenido desde el lunes por la tarde como presunto responsable de haber sido el que originó el fuego en Landiras.

Además, hay un tercer incendio que se ha venido a añadir en Gironde, en Vensac, al norte de Burdeos, que ha dado lugar a la evacuación de más de 500 personas en las últimas horas, con 70 hectáreas destruidas por el momento.

Más de 2.000 bomberos trabajan en todo departamento, apoyados por medios aéreos (en la jornada del lunes eran seis hidroaviones Canadair y tres aviones bombarderos de agua Dash), para tratar de controlar unos fuegos que se han reavivado por el calor extremo de los últimos días y por los constantes cambios de viento.

Ese calor extremo que ayer se cebó en la fachada atlántica francesa, y dio lugar a récords históricos de temperatura, sobre todo en Bretaña (39,2 grados en el puerto de Brest, 40,5 en Rennes), está en el origen de un incendio en esa región, que ya ha destruido 1.300 hectáreas y ha conducido a la evacuación de 470 personas.

Por otro lado, el fuego que a finales de la semana pasada se declaró al sur de Aviñón, en el macizo de la Montagnette, por unas chispas que saltaron de un tren de mercancías, se reavivó el lunes por la tarde y ha calcinado 1.500 hectáreas en total.

La ola de calor este martes se desplaza del oeste al este y al norte de Francia, y es allí donde se esperan las temperaturas más altas: hasta 41 grados en París, 39 en Lille o Metz y 38 en Estrasburgo o Lyon.

Météo France ya ha retirado la alerta roja por canícula de 15 departamentos de la fachada atlántica, pero las tres cuartas partes del país están en alerta naranja.

El ministro de Hacienda, Gabriel Attal, ha asegurado este martes que "el Estado estará al lado" de los que están sufriendo daños por estos incendios con ayudas e insistió en que el Gobierno ha puesto y está poniendo medios para reforzar los medios antiincendios.

En una entrevista a la emisora France Info, Attal dijo que entre el primer quinquenio del presidente Emmanuel Macron y el actual se dedicarán 850 millones de euros, entre otras cosas para la compra de nuevos aviones.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.