Los incendios se extienden por Europa mientras suena la alarma climática

·5  min de lectura

Por Renee Maltezou

ATENAS/LONDRES, 20 jul (Reuters) -Los servicios de emergencia luchaban contra los incendios en franjas del sur de Europa el miércoles en medio de evacuaciones masivas, al tiempo que sonaban advertencias en Londres tras el día más caluroso de Reino Unido, que instaban a intensificar la lucha contra el cambio climático.

Un incendio alimentado por vientos huracanados arrasó las montañas cercanas a Atenas, obligando a evacuar a cientos de personas, incluidos pacientes de hospitales, y un número similar huyó en el centro de Italia cuando explotaron los tanques de gasolina atrapados en un incendio cerca de la ciudad toscana de Lucca.

Una brutal ola de calor se apoderó del sur de Europa la semana pasada, como parte de un patrón global de aumento de las temperaturas que se está desarrollando actualmente, ampliamente atribuido por científicos y climatólogos a la actividad humana, que se pronostica que arrojará un calor abrasador en gran parte de China hasta fines de agosto.

También se espera que provoque un consumo de energía récord en los estados del centro de EEUU, lo que se sumará a las emisiones de gases de efecto invernadero que las naciones de todo el mundo se han comprometido a reducir, ya que los hogares y las empresas encienden los acondicionadores de aire para combatir las altas temperaturas que se prevé que durarán hasta la próxima semana.

Si bien el calor récord experimentado la semana pasada en partes del Mediterráneo ha disminuido, las lecturas de mercurio han comenzado a subir nuevamente en Portugal y España y aumentar en Italia.

El comandante de Protección Civil de la región norte de Portugal, Armando Silva, dijo que el aumento de las temperaturas y los fuertes vientos dificultarían la lucha contra el mayor incendio del país, que ha quemado entre 10.000 y 12.000 hectáreas (38-46 millas cuadradas) desde el domingo en el municipio de Murça y sus alrededores.

En España, donde los equipos de emergencia estaban combatiendo incendios en cinco regiones, el servicio meteorológico nacional AEMET también pronosticó temperaturas más altas.

TEMPERATURAS RÉCORD

Los incendios que ardieron en varias áreas de Italia y 14 ciudades, incluidas Roma, Milán y Florencia, debían entrar en la alerta de ola de calor más alta del país el jueves, en comparación con las nueve del miércoles.

Los meteorólogos dijeron que se esperaba que las temperaturas alcanzaran los 40°C en una franja del norte y el centro esta semana.

Esa marca se superó en Reino Unido por primera vez el martes, rompiendo el récord de temperatura anterior del país en 1,6 grados centígrados.

El Jefe de Ciencia y Tecnología de la Oficina Meteorológica de Reino Unido, Stephen Belcher, dijo que a menos que se reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero, el país podría experimentar olas de calor similares cada tres años.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, miembro del opositor Partido Laborista, emitió una advertencia similar.

"La triste realidad es que este es el futuro de Londres y el Reino Unido si no tomamos medidas enérgicas ahora contra la crisis climática", dijo.

El ministro del Tesoro, Simon Clarke, dijo que el récord "notable y sin precedentes" del martes sirvió como "un recordatorio... de la importancia de abordar el cambio climático".

Ingenieros británicos corrían el miércoles para arreglar las vías del tren que se habían torcido por el calor después de que los bomberos, que en Londres soportaron su día más intenso desde la Segunda Guerra Mundial el martes, trabajaron durante la noche para apagar los incendios.

VIENTOS FUERTES

Hacia el sur, en el continente europeo, continuaban los grandes incendios.

En Grecia, espesas nubes de humo oscurecían el cielo sobre el Monte Penteli, 27 km (16 millas) al norte de Atenas, donde cerca de 500 bomberos, 120 camiones de bomberos y 15 aviones que transportaban agua intentaron contener un incendio que se desató el martes y continuaba para arrasar por varios frentes.

Las autoridades dijeron que evacuaron nueve asentamientos. Un hospital y el Observatorio Nacional de Atenas también fueron evacuados y la policía ayudó a al menos 600 residentes a salir de las áreas afectadas por el fuego.

"Debido a la intensidad y velocidad de los vientos, el fuego cambió constantemente de dirección durante la noche", dijo el portavoz del Departamento de Bomberos, Yiannis Artopios, en un comunicado televisado.

Se pronostica que los fuertes vientos persistirán hasta el miércoles por la tarde.

El año pasado, los incendios devastaron alrededor de 300 000 acres de bosques y matorrales en diferentes partes de Grecia, cuando el país experimentó su peor ola de calor en 30 años.

En Italia, los equipos de bomberos de la región central de la Toscana lucharon contra un incendio por tercer día cerca de la ciudad de Lucca que destruyó unas 560 hectáreas de bosque, dijeron las autoridades.

Obligó a unas 500 personas a evacuar mientras las llamas arrasaban durante la noche, llegando a algunas aldeas y provocando la explosión de algunos tanques de gas licuado, dijo en Twitter el gobernador de la región, Eugenio Giani. "Algunos frentes se han fortalecido por el viento", agregó.

En la región nororiental de Friuli Venezia Giulia, se instó a los residentes a permanecer en sus casas debido al denso humo de un incendio que comenzó el martes en el área de Carso, en la frontera con Croacia y Eslovenia.

Obligó a la constructora naval estatal Fincantieri a cerrar su planta en la ciudad portuaria de Monfalcone, donde emplea a 3.000 personas.

En Francia, donde los bomberos de la región suroccidental de Gironda han estado combatiendo enormes incendios desde el 12 de julio, el ministro de Agricultura, Marc Fesneau, dijo que se necesita invertir más dinero para hacer frente a tales amenazas.

"Nos tenemos que enfrentar a una situación bastante excepcional", dijo, en referencia a los daños causados en Bretaña y el sur de Francia.

El presidente Emmanuel Macron tenía previsto visitar la región de Gironda el miércoles, mientras las autoridades locales dijeron que las mejores condiciones climáticas a medida que la ola de calor de Francia avanzaba hacia el este estaban ayudando a contener las llamas.

(Información de Renee Maltezou, Angeliki Koutantou, Karolina Tagaris y Vassilis Triandafyllou en Atenas; Dominique Vidalon y Sudip Kar-Gupta en París; Kate Holton y William James en Londres, Emma Pinedo en Madrid y Catarina Demoney en Lisboa; Escrito por John Stonestreet; Editado por Nick Macfie y Alex Richardson; traducido por Darío Fernández y Flora Gómez)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.