Se frustraron los cambios en las jubilaciones del Banco Provincia por una interna en la oposición

·4  min de lectura
Con la llegada de Kicillof, hubo un acuerdo con el gremio bancario por la devolución de los recortes salariales por las huelgas durante la gestión de Cambiemos
Con la llegada de Kicillof, hubo un acuerdo con el gremio bancario por la devolución de los recortes salariales por las huelgas durante la gestión de Cambiemos

El gobierno bonaerense de Axel Kicillof preveía avanzar hoy con una ley que modifique la reformulación del régimen jubilatorio de los empleados del Banco Provincia que se sancionó durante el gobierno de María Eugenia Vidal. El proyecto oficial introducía cambios en la edad jubilatoria, en el porcentaje que se toma como base de la jubilación inicial y en los aportes al régimen previsional, entre otros puntos. Pero la iniciativa quedó envuelta en la onda expansiva de la interna de Juntos en la provincia de Buenos Aires y el consenso entre oficialismo y oposición para hacerla avanzar se deshizo ante las divergencias opositoras. Kicillof no cuenta con mayoría en las cámaras de la Legislatura bonaerense.

La sesión programada para este jueves en la Cámara de Diputados provincial tenía entre sus temas la reforma de la ley que regula las jubilaciones del Banco Provincia. Pero la oposición no logró unificar posturas y el proyecto salió del orden del día. En una reunión ayer por la tarde, las autoridades de los bloques del Frente de Todos y de Juntos acordaron sesionar sin esa iniciativa . Los cambios, que entre otros puntos habían llevado la edad jubilatoria de 57 a 65 años, se sancionaron en 2017 en medio de fuertes protestas gremiales lideradas por La Bancaria, el gremio que a nivel nacional conduce el actual diputado nacional Sergio Palazzo (Frente de Todos).

Según pudo reconstruir LA NACION a partir de fuentes de Juntos, el radicalismo estaba dispuesto a apoyar los cambios pero no así el macrismo. Un dirigente al tanto de las negociaciones señaló que la negativa de Vidal a retroceder en la norma que ella impulsó, una postura reforzada luego por Mauricio Macri, definió la falta de apoyo al proyecto.

La legislatura de La Plata
Soledad Aznarez


La protesta gremial se hizo sentir frente a la Legislatura en diciembre de 2017, cuando se aprobó la ley que modificaba el régimen de los jubilados del Banco Provincia (Soledad Aznarez/)

Desde el oficialismo subrayaron que el consenso era generalizado, pero que “se empiojó después del pedido de Macri a Pro de diferenciarse del radicalismo”. Esa misma explicación enarbolan sectores de Juntos por el Cambio. Se refieren a una reunión de Pro que se realizó el lunes, en Puerto Madero.

El proyecto para reformular la ley que se había modificado durante el gobierno de Vidal establecía algunos cambios sustanciales que, según fuentes del oficialismo bonaerense, estaban acordados con la oposición. La nueva normativa, a cuyo borrador accedió LA NACION, preveía que pudieran jubilarse los empleados con 35 años de servicios y que tuvieran 60 años, en el caso de las mujeres, y 65, en el caso de los varones (en la ley que se sancionó durante el gobierno de Vidal la edad era de 65 para ambos sexos).

Otro cambio que establecía el proyecto que buscaba aprobar Kicillof es el del artículo 39. La iniciativa oficial reza que el haber inicial de las jubilaciones ordinarias y por invalidez de empleados del banco “será el equivalente al 82 por ciento del promedio actualizado de las remuneraciones mensuales percibidas durante el período de 120 meses inmediatamente anteriores a la cesación del servicio”. En la ley anterior, el porcentaje era del 70 . El haber de las pensiones se modificaba del 70, en la reglamentación anterior, al 75%.

Entre las variaciones, estaban las de los aportes al régimen previsional del Banco Provincia. El nuevo proyecto elevaba de 14 a 16% el aporte de los afiliados activos; de 16 a 28% la contribución a cargo del banco, y de 10 a 12% el descuento a cargo de jubilados y pensionados.

En un informe interno que circuló en las filas de Pro bonaerense, se establecieron críticas al nuevo régimen propuesto, como el aumento del gasto previsional para el Banco Provincia y para el gobierno bonaerense, que la Provincia deberá hacerse cargo del déficit de la caja, y que los 17 millones de bonaerenses subsidiarán a 15 mil jubilados del Banco Provincia con haberes, en promedio, mayores a $200.000. Además, ese relevamiento subraya que se necesita crear un régimen previsional único en todo el país.

Antecedente

La ley modificada en 2017 fue atacada judicialmente por jubilados del Banco Provincia que presentaron medidas cautelares en las que señalaron la inconstitucionalidad de ciertos artículos, como el 39 y el 41, que calculaban el monto inicial de la prestación y su movilidad. En algunos fallos, la Suprema Corte bonaerense otorgó esos recursos y ordenó liquidar salarios en base a la legislación previa.

Fuentes del Banco Provincia consultadas por LA NACION se quejaron del déficit de la caja jubilatoria que debe afrontar la entidad. La situación del Banco Provincia tiene más ingredientes complejos. En su directorio, restan completar cuatro vacantes que también dependen de acuerdos políticos entre oficialistas y opositores. Para esos puestos hay candidatos alienados con distintas alas de la principal coalición opositora, según pudo averiguar este diario.

El directorio tiene ocho sillas (más la del presidente), de las cuales solo están ocupadas cuatro, por lo que esos directores se reparten el trabajo de las diferentes comisiones del banco. La última baja fue la de Juliana Di Tullio, que el año pasado dejó su puesto en la entidad para asumir como senadora en reemplazo de Jorge Taiana, que pasó a ser ministro de Defensa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.