Frontex registra aumento de migración ilegal en Balcanes y Mediterráneo este

·2  min de lectura

Cracovia (Polonia), 31 ago (EFE).- La Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) hizo público este miércoles un informe en el que se describe un incremento del 86 % anual en las entradas ilegales de personas a Europa entre enero y julio de 2022.

En su documento, la agencia de la Unión Europea destaca que es en la región de los Balcanes donde se registró una mayor subida en el número de infiltraciones ilegales, con un 205 % más respecto al año pasado y 70.770 casos en total.

En Chipre (14.936 casos, un 203 % más) y el Mediterráneo oriental, donde hubo 22.601 intervenciones (un 133 % más que en el primer semestre de 2021), también se dio un fuerte crecimiento en la actividad migratoria ilegal.

En el sur de la Península Ibérica y la frontera oriental europea (países bálticos y Polonia) descendió el número de migraciones ilegales detectadas un 25 y un 32 %, respectivamente, con 6.436 y 2.923 casos respectivamente.

Por otro lado, en las islas Canarias el Frontex interceptó 9.461 intentos de infiltración ilegal, lo que supone un 25 % más de casos que en 2021.

Además, la Agencia expone en su informe la resolución de 82 casos de tráfico de personas y la incautación de 5.700 kilos de cocaína en diversas operaciones.

En total, el despliegue de efectivos por parte de Frontex llegó a los 2.203 agentes y oficiales, que llevaron a cabo intervenciones contra 155.090 casos de migración ilegal y participaron en operaciones de rescate que permitieron salvar a 9.854 personas en el mar.

Según el informe, Frontex tramitó 13.307 casos de retornos y se fletaron 15 vuelos especiales para completar operaciones de devoluciones por vía aérea.

Frontex informa también sobre sendas misiones enviadas a Letonia y Lituania, donde sus delegados visitaron centros de registro para extranjeros durante el mes de julio y se entrevistaron con las autoridades locales para acordar acciones preventivas ante posibles infiltraciones desde Bielorrusia.

(c) Agencia EFE