Frida Sofía no sufre

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 21 (EL UNIVERSAL).- Luego que su abuelo Enrique Guzmán ratificara su denuncia en contra de su nieta Frida Sofía, ésta fue abordada por la prensa en Miami para saber su opinión, y con un semblante muy tranquilo dijo estar "muy en paz, estoy muy feliz. La caca flota y la verdad triunfa".

Esta semana, Enrique Guzmán acudió a la Agencia Especializada para la Atención de Personas Adultas Mayores Víctimas de Violencia Familiar para ratificar las denuncias contra Frida. "Ya ratifiqué… contra Frida es civil, contra Gustavo Adolfo es penal", explicó el cantante al salir de la fiscalía.

Y en tono colérico, sentenció: "Yo sólo les voy a decir una cosa, voy con todo, caiga quien caiga, esa niña no se sale con la suya…".

Ante ello, Frida comentó a "Suelta la Sopa" que "la verdad estoy tranquila; yo, con Dios y la verdad siempre… las acciones hablan por sí mismas. Te voy a decir que no puedo hablar de esto por cuestiones legales, pero estoy muy en paz, estoy muy feliz con lo que he logrado".

Sobre el proceso legal tras su denuncia de tocamiento por parte de su abuelo, dijo: "Vamos muy bien, pero, definitivamente, soy una persona que es 100% concreta; yo no voy a presentar algo hasta que esté".

Finalmente, externó que no puede expresar lo bien que se siente, "lo liberada, lo en paz que estoy".