Diputados: hubo acuerdo entre el oficialismo y la oposición para que haya sesión y se apruebe el mismo texto que en el Senado

·5  min de lectura
La Cámara de Diputados, con Cecilia Moreau al frente, sesionará mañana para repudiar el ataque a Cristina Kirchner
La Cámara de Diputados, con Cecilia Moreau al frente, sesionará mañana para repudiar el ataque a Cristina Kirchner - Créditos: @Prensa HCDN

Los distintos bloques parlamentarios acordaron este mediodía sesionar y aprobar un documento conjunto de condena al ataque que sufrió la vicepresidenta Cristina Kirchner. El acuerdo se llegó en la reunión de labor parlamentaria en la que se consensuó respaldar el mismo texto que habían impulsado los senadores de todos los bloques, que condena el atentado pero no habla del “clima de odio” que tenía otra propuesta del oficialismo.

Esa declaración decía textualmente: “Los bloques e interbloques del Senado de la Nación expresan su enérgico repudio al intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, ocurrido esta noche en las puertas de su domicilio. Además, manifestamos nuestra absoluta solidaridad con la señora vicepresidenta y su familia. Y exigimos el pronto y completo esclarecimiento de este hecho lamentable, que empaña la vida en democracia. Exhortamos a la dirigencia toda y a la población a buscar todos los caminos que conduzcan a la paz social”.

De este modo, el oficialismo bajó su pretensión de ir con una consigna que incluía a opositores, medios y justicia, para lograr el acompañamiento opositor.

Aún “shockeada”, Cristina convirtió su piso de Recoleta en un despacho presidencial paralelo

La sesión había sido convocada por el jefe del bloque del oficialismo, Germán Martínez, con el propósito de expresar “el más enérgica condena y repudio al intento de magnicidio” cometido contra la vicepresidenta. La presidenta del cuerpo, Cecilia Moreau, presentó un proyecto de resolución a debatir en el recinto: el texto, si bien insta a “preservar la vida y la paz” y hace un llamamiento al diálogo, también critica los discursos “que incitan a la violencia y al odio” que “surgen de diferentes espacios políticos, culturales, judiciales, y mediáticos”. Este párrafo replica lo dicho por el presidente Alberto Fernández en su mensaje por cadena nacional, el cual fue cuestionado por distintos sectores de la oposición.

“Desde hace varios años asistimos en nuestro país a diferentes expresiones que incitan la violencia y el odio -reza el proyecto-. Esos discursos surgen de diferentes espacios políticos, culturales, judiciales, y mediáticos. Si bien hace tiempo venimos advirtiendo esta escalada de odio, en las últimas horas se ha llegado a extremos inusitados con el intento de asesinato de la Vicepresidenta de la Nación, y debe ser un punto de inflexión que nos lleva a establecer de manera unánime el dialogo como herramienta única para dirimir las diferencias. La responsabilidad colectiva nos debe llamar a apaciguar y serenar”.

“Las incitaciones al odio son incompatibles con la democracia y la paz social. Cuando el odio y la violencia se imponen sobre el dialogo y el debate de ideas, las sociedades se destruyen. Instamos a una rápida investigación y condena a los responsables del atentado. Preservar la vida y la paz es imperativo para el desarrollo de la vida humana, la libertad y la democracia”, finaliza.

La primera reacción de Juntos por el Cambio ante la convocatoria fue de reparo y cautela: algunos de sus dirigentes advirtieron que , en este contexto de conmoción, no era conveniente sesionar.

“Sería una locura. Después del discurso del presidente Alberto Fernández en el que responsabilizó a la dirigencia opositora, a los medios y a la Justicia por la situación vivida lo último que deberíamos hacer es seguir agitando las aguas. No hay que sobreactuar en estas circunstancias: la Justicia está investigando y debemos ser cautos”, adelantó un importante referente de la coalición opositora.

Luego, por la tarde, los jefes de los bloques de la UCR, Mario Negri; de Pro, Cristian Ritondo; de Evolución Radical, Rodrigo De Loredo; de la Coalición Cívica, Juan López; Margarita Stolbizer (Encuentro Federal) y Ricardo López Murphy (Republicanos) mantuvieron una reunión virtual para analizar la situación. Si bien coincidieron en cuestionar el tono del proyecto de resolución de Moreau, su mayor temor era que el recinto se convirtiese en una enorme tribuna oficialista, con militantes kirchneristas en los palcos, destinada a lapidar a la oposición .

“No tenemos certeza de cómo el oficialismo pretende organizar esta sesión: si habrá una infinidad de oradores, si llevarán militantes a los palcos, o si por el contrario van a aceptar una sesión mesurada, sin show y con garantías para la seguridad de los legisladores dentro y fuera del recinto”, admitieron.

El macrismo era el bloque más renuente a bajar al recinto. El radicalismo y la Coalición Cívica propusieron que el interbloque de Juntos por el Cambio estuviese representado por una delegación acotada de legisladores a manera de gesto institucional . Las negociaciones continuarán hasta el mediodía.

Desde el oficialismo ratificaron que su intención es realizar una sesión de carácter institucional, no partidaria. “Hemos invitado a los representantes de la Corte Suprema, de la Iglesia y a los gobernadores a que estén presentes. El Congreso debe dar un testimonio contundente frente a lo sucedido. La respuesta de los partidos políticos no debería limitarse a un mensaje en las redes sociales. Los poderes se expresan por medio de sus instituciones, y el Poder Legislativo tiene para ello el recinto”, insisten.

Desde el interbloque Federal, al igual que Juntos por el Cambio y el libertario José Luis Espert, también pretenden garantías de una sesión ordenada y sin tintes partidarios. “Si el oficialismo confirma que la sesión tendrá un tono institucional y que no se convertirá en un show militante, estaremos presentes”, anticipan desde el bloque Córdoba Federal.

Los bloques de izquierda adelantaron que concurrirán a la sesión, al igual que el interbloque Provincias Unidas, que conduce el rionegrino Luis Di Giacomo. “Estaré presente junto aldiputado Diego Sartori, del Frente de la Concordia de Misiones). En estas circunstancias debemos dar muestras de madurez política”, sostuvo Di Giacomo.

Desde el Partido Obrero, Cecilia Del Pla también anticipó su presencia. “En la Argentina existen grupos fascistas que actúan de manera abierta con el aval de las fuerzas de seguridad y el aparato del Estado. El atentado contra Cristina Fernández fue precedido por una campaña fascistizante que tienen un contenido fuertemente antiobrero y antipopular. Esta campaña fue alimentada desde el Estado (tanto nacional como provincial) y de representantes políticos tanto del oficialismo como de la oposición”, indicó.