“Fue un fraude”: profesionales de la salud protestaron frente al Ministerio tras problemas en el examen de residencia

·6  min de lectura
Tras rendir el examen, los profesionales de la salud se autoconvocaron  por redes para marchar al Ministerio
Tras rendir el examen, los profesionales de la salud se autoconvocaron por redes para marchar al Ministerio

Luego de la fallas del sistema que impidieron que esta mañana profesionales de la salud pudieran rendir el examen de residencia o tuvieran que completarlo en menos de la mitad del tiempo previsto, se autoconvocaron por redes sociales y WhatsApp frente al Ministerio de Salud de la Nación, sobre la avenida 9 de Julio. Denunciaron que “fue un fraude” y pidieron que los que tuvieron inconvenientes puedan volver a rendirlo en las condiciones adecuadas.

Profesionales de la salud denuncian problemas para rendir el examen de residencia por la caída de la web del ministerio

“Rendí el año pasado, aprobé, pero por motivos personales tuve que renunciar a la residencia, y este año volví a rendir y ambos años fueron un desastre”, denunció a este medio Martín, un médico de 25 años, que respondió a la convocatoria.

Los postulantes denunciaron que el padrón para el examen estaba incompleto
Los postulantes denunciaron que el padrón para el examen estaba incompleto


Los postulantes denunciaron que el padrón para el examen estaba incompleto

Las fallas incluyeron desde la caída reiterada del sistema durante el examen hasta la demora en el horario de inicio de hasta una hora y media. “Avisaron que se posponía por redes sociales y no se puede usar el teléfono durante la prueba –continuó el profesional–. En el mejor de los casos, un examen que dura 2,5 horas había que hacerlo en 40 minutos, con preguntas que se superponían por la caída del sistema y sin saber si al restablecerse la página se mantenían las respuestas a las preguntas anteriores. Hubo gente que al final del examen se enteró que había respondido más o muchas menos de las 100 preguntas [previstas para Medicina].”

También denuncian que el padrón de aspirantes estaban incompleto, lo que impidió que algunos profesionales no pudieran rendir la prueba, que ya había sido pospuesta varias veces por problemas técnicos, según se informó oportunamente.

Los resultados del examen de residencia ordenan el ranking de acceso a los puestos a cubrir para que los profesionales continúen con su formación. “Esto nos afecta como población porque también define la calidad de la atención que reciben los pacientes”, sostuvo Martín en medio de la protesta sobre la avenida 9 de Julio.

Durante el examen, esta mañana, comenzaron a circular en las redes sociales fotografías de las pantallas de computadora con los mensajes por la caída del sistema, lo que impedía responder las preguntas.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Simulacro

El Ministerio de Salud, como publicó esta mañana LA NACION, informó que entre ayer y anteayer se había realizado un simulacro para chequear el funcionamiento del examen, previsto para hoy de manera formal entre las 8 y las 10.30.

“Lo está rindiendo ahora mismo, pero contesta una pregunta y vuelve a empezar de cero. Salta la página. Está desesperada”, contó la madre de una joven a este diario. Quejas similares se expandieron por las redes sociales.

El examen depende de la Dirección Nacional de Talento Humano y Conocimiento de la cartera sanitaria nacional. Ocho profesionales, en representación de los demás, participaron de una reunión con funcionarios, que les anticiparon que “no representaban a todos los que rindieron”.

Escoltado por policías, Emiliano López, director de Talento Humano, informó a los medios en el lugar que los problemas de sistema ocurrieron solo durante la primera hora de examen, que completaron 8200 de los 8800 inscriptos. El funcionario negó que hubiese existido fraude y señaló que fueron 10 personas las que tuvieron problemas, lo que desató el enojo y reclamos de quienes se estaban manifestando.

Durante la reunión, los funcionarios se comprometieron a dar una respuesta en 48 horas al pedido de los profesionales. Inicialmente, se les habría manifestado que 8000 aprobaron el examen, incluidos 1000 que no habían podido completar el examen por las fallas técnicas. “Básicamente, necesitan que entre gente a las residencias y, con la cantidad que rindió, saben que cubren casi todos los cupos, sin importar cómo ni en qué condiciones”, resumió, indignado, uno de los médicos.

El año pasado, también hubo problemas con el examen para acceder a las residencias.

“Sabía que esto iba a ser un desastre”, dijo Ana, médica de 25 años que se presentó al examen. En diálogo con LN+, señaló: “Ayer me acosté más preocupada por lo que podía pasar con la plataforma que por lo que sabía para el examen. Me preparé durante 8 meses para rendir. No quiero que esto vuelva a pasar porque esto refleja mucho más que un examen. Por eso, estamos hablando desde el hartazgo. No nos toman en serio; no somos prioridad en el país”, agregó.

Padrón

Alejandra Castaño, médica de 26 años, también participó de la protesta. Hoy, no pudo rendir. “Fuimos un grupo grande que nunca estuvimos empadronados y a algunos los habilitaron para rendir cuando ya había empezado el examen”, dijo a LA NACION. Hoy, como a otros profesionales, el Ministerio de Salud le respondió que la habilitaría a hacer la prueba a través de un link que le llegaría por correo electrónico. Alejandra nunca lo recibió.

“A algunos le llegó durante la madrugada y a otros a las 11.40 u 11.50, cuando el examen duraba hasta las 12. Otros, jamás lo recibimos y ni siquiera nos dieron un motivo de por qué lo hicieron”, sostuvo. “Ahora, tenemos que esperar otro año y perdimos un año de preparación”, agregó.

Daniela Gallo, pediatra de 30 años, afirmó que presentó todos los papeles que le solicitaron y nunca apareció en el padrón. Se presentó a examen para poder acceder a una residencia en la subespecialidad de diagnóstico por imágenes en pediatría. “Mandé mensajes a todos los correos electrónicos que me dieron y jamás me respondieron al margen del fraude que fue hoy –dijo–. Rendí el examen de manera presencial para pediatría en 2016 y no tuve estos problemas. No cubrí guardias o renuncié a trabajos por estudiar y por no aparecer en el padrón no pude rendir.”

El listado de profesionales que podían rendir se subió online recién el sábado, con poco margen ya para una solución inmediata. Es el caso, también, de Carlos Taboada, que se presentó para hacer la residencia en pediatría. “Hoy nos autoconvocamos para demostrar que nadie está conforme con este sistema. Recién hoy a las 11.51 me habilitaron por link para poder rendir. ¡En nueve minutos necesitaba hacer magia para poder responder 100 preguntas!”, indicó ante la consulta.

Varios profesionales coincidieron al comentar que los enlaces para poder rendir el examen fueron llegando de a 300. “¿Quién está despierto a las 2 de la mañana antes de un examen tan importante? Hay muchos casos que recibieron la habilitación después del examen. Fue un total fraude”, consideró Carlos.

Ante la consulta de LA NACION, desde el Ministerio de Salud comunicaron que rindieron 8834 aspirantes a cubrir 6300 residencias nacionales, provinciales y universitarias en centros públicos y privados del país a través de una plataforma que se diseñó con la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y apoyo de Arsat.

“El examen se extendió entre 8 y 12, una hora y media más que lo establecido inicialmente debido a la necesidad de reasignación de mayor cantidad de recursos informáticos para mejorar la fluidez de las conexiones durante su desarrollo, ya que al inicio hubo efectivamente inconvenientes técnicos -se argumentó-. A la tarde, se recibió a los residentes, a un grupo de ellos, y ahora están evaluando alguna alternativa que avisaremos ni bien tengamos precisiones.”

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.