Frases que jamás debes decir en una entrevista de trabajo

Lo que dices y haces en una entrevista laboral determinará tu suerte para bien (o para mal). Si anhelas conseguir ese puesto, jamás pronuncies estas tres frases:


¿Quieres obtener el puesto? ¡Pues, no pronuncies estas frases!

1. “Mi antiguo jefe no me valoraba”.  Una de las reglas principales en las entrevistas de trabajo es NO hablar mal de antiguos jefes y compañeros. “El entrevistador puede conocerlos e incluso tener una relación positiva con ellos: el mundo laboral es pequeño sobre todo si te mueves en un determinado sector”, explica en El País, Coral Jaén, responsable de Comunicación de Infoempleo.

Y si te preguntan acerca de por qué dejaste tu trabajo anterior y cómo fue tu salida, “tienes que ser muy aséptico en el relato”, añade Álvaro Ceballos, director de Randstad Professionals.

2. “Ay, perdona, ya apago el móvil”.  Otra regla crucial que no debes olvidar. El teléfono celular se apaga o silencia antes de ingresar a la entrevista. “Una llamada, aunque no se conteste, hará que pierdas el hilo y tendrá un impacto muy negativo en tu imagen. Eso y llegar a una entrevista cinco minutos después de haber fumado un cigarrillo son dos prácticas habituales que arruinan cualquier entrevista incluso, antes de que el candidato haya abierto la boca”, sostiene Ceballos.

Hay ciertas frases que no son adecuadas para decir en una entrevista. Foto: AaronAmat/Getty Images

3. “Odio mi trabajo actual”. Aunque sea verdad, no deberías decirlo en una entrevista de trabajo. En cambio, di: “Estoy buscando nuevos desafíos”, u otras expresiones similares que tengan una connotación positiva.

4. “¿Debilidades? No tengo”.  No solo suena arrogante, sino que además sugiere que no eres capaz de ser autocrítico, según un artículo de BBC Mundo.

5. “¿Cuándo empezaría? Es que tengo un viaje planeado”.  Si bien es importante conocer cómo es la política de vacaciones de la empresa, no es un tema que debe abordarse en una primera entrevista laboral. “Parecerá que solo te interesa este aspecto y que ya estás dando por hecho que serás el candidato elegido”, sostiene Coral Jaén.

No preguntes acerca de las vacaciones en una primera entrevista. Foto: Westend61/Getty Images

6. “¿A qué se dedica la empresa?”. Jamás pronuncies una frase de este tipo. “Tú deberías ser quien responda preguntas sobre la organización”, explica en BBC Mundo, Alison Doyle, experta laboral.

Y tú, ¿qué otras frases desacertadas puedes sumar? ¡Cuéntanos!

También te puede interesar:

Permanecer sentado por mucho tiempo afectaría tu cerebro

Optimiza tu tiempo en el trabajo, con estos tips