La frase de María Fernanda Callejón que descolocó a Juana Viale

LA NACION
·3  min de lectura

En un muy divertido almuerzo con Moria Casán, Martín Bossi, Cae y María Fernanda Callejón, Juana Viale volvió a demostrar que le está poniendo su impronta a Almorzando..., el programa de su abuela Mirtha Legrand, quien continúa en cuarentena obligatoria.

En un momento de la mesaza, Callejón contó que su primer trabajo en teatro fue, precisamente, de la mano de Casán. "Eras vigen", acotó la jurado de Cantando por un sueño 2020, en relación a su inexperiencia laboral. Sin embargo, la actriz hizo un chiste respecto a su vida personal. "No, ¡qué virgen, si me casé a los 15 años!", expresó María Fernanda, frase que descolocó a Juana, quien no conocía esa etapa de su vida. "Sí, sí, me casé a los 15", le reiteró la intérprete. Callejón ha contado que a esa edad se enamoró de un hombre mayor que ella y que, si bien en parte fue un acto de rebeldía, también se casó por amor, y con autorización de sus padres. Sin embargo, Juana no estaba al tanto de esa historia, y se mostró muy sorprendida.

El relato de María Fernanda Callejón luego de estar al borde de la muerte: "No sé cómo llegamos al sanatorio"

Asimismo, la actriz compartió cómo fue trabajar a partir de los 17 años junto a Moria. "Fue la mejor compañera que tuve, porque en la revista hubo de todo. Yo estoy orgullosa de haberme formado en un género tan vapuleado, y Moria me protegió mucho a nivel profesional", contó.

Hace unos años, en diálogo con LA NACION, la actriz habló sobre cómo, por su pasado de vedette, escuchó muchas expresiones prejuiciosas. "Padecí el prejuicio y lo sigo padeciendo (...) Pero creo que eso me ayudó a caminar con seguridad en este oficio que empezó al revés de como yo pensaba, porque mi sueño era aprender con Alezzo y terminé siendo vedette, que es algo de lo que no voy a renegar jamás, porque entiendo que ahí fue donde aprendí a caminar el escenario. Einstein decía que es más fácil disolver un átomo que un prejuicio, y es así", manifestaba en diálogo con este medio.

Recordemos que en julio de este año, Callejón vivió un momento muy delicado cuando fue internada en terapia intensiva junto a su marido Ricardo Diotto y a su hija Giovanna de tres años, por inhalar monóxido de carbono.

"Estuvimos muy mal los tres, con mucha concentración de monóxido de carbono en sangre. Yo estuve en una habitación y ellas en otra. Estuvimos muy shockeados, muy tristes. Por suerte estamos bien y ya en casa", le contó Diotto a LA NACION.

"Agradecemos a mi hija Giovanna, nuestro verdadero ÁNGEL, si no hubiese sido por vos hijita, distinta hubiera sido la historia", escribió Callejón en Instagram tras la recuperación. "Queremos agradecerles a todos por el amor y fundamentalmente a todo el equipo del Sanatorio de la Trinidad de San Isidro que nos salvaron la vida", agregó, en alusión a cómo su pequeña la despertó a ella y a su pareja para decirle que se sentía mal.

El monóxido de carbono puede ser un arma mortal, ya que no se huele, no se siente, ni produce irritaciones en los ojos. En la Argentina se calcula que hay aproximadamente unas 200 muertes por año a causa de intoxicación por monóxido de carbono.