Este francotirador ha perdido puntería, pero el Heat tiene un remedio para ajustar su mira

Daniel A. Varela/dvarela@miamiherald.com

La efectividad en los tiros de tres puntos de Duncan Robinson ha caído, pero no el volumen de sus disparos.

El Heat lo ve como una señal alentadora de crecimiento y un paso importante en el desarrollo de Robinson.

“Si observas a los mejores tiradores de la liga verás que todos tienen sus noches”, expresó el entrenador de Miami, Erik Spoelstra, sobre Robinson antes del partido contra los Lakers de Los Angeles este domingo en el FTX Arena.

“Simplemente revisa la lista. Tienen noches que no son buenas, pero debes tener resolución y determinación para seguir con tu juego. Creo que ahí es probablemente donde Duncan ha hecho más ajustes en su corta carrera’’.

“Hace tres años, cuando lo conocimos por primera vez, si fallaba sus primeros tres tiros no había forma de que lo hiciera otra vez cuando era un novato con un contrato de dos vías. Luego, hace dos años, si hubiera fallado tres seguidos el coach asistente Chris Quinn y el resto del personal lo habrían persuadido para que siguiera lanzando. Ahora Robinson sigue haciendo tiros, anotando o no. Eso es exactamente lo que quiere el Heat’’.

Después de lanzar para un 40,8 por ciento de efectividad con 8,5 intentos de tres puntos por juego la temporada pasada, Robinson exhibe un 35,2 por ciento con 8,5 intentos en esta campaña.

Duncan espera crecer ese porcentaje y llevarlo hasta alrededor del 40 por ciento, ahora que ha alcanzado un nivel de consistencia y resiliencia aprendiendo a “filtrar lo que escucha y controlar lo que pueda afectarlo’’, especialmente cuando tenga malas actuaciones con su tiro.

“He tratado de enfocarme y concentrarme en lo más importante en mi vida como jugador que obviamente es este grupo y ayudarlos a ganar los partidos”, comentó Robinson.

“Obviamente es un reto, pero es un reto que acepté con ansiedad. Creo que he crecido mucho en ese trayecto. He tenido episodios que no ha sido fáciles, pero al mismo tiempo es ahí donde he podido crecer’’.

No hubo muchas caídas prolongadas en el tiro de tres puntos en las dos campañas anteriores antes de que Robinson firmara un contrato de cinco años y $90 millones con el Heat como agente libre en la última temporada baja.

En esas dos temporadas combinadas, solo Buddy Hield, de los Kings de Sacramento (553), y Damian Lillard, de los Trail Blazers de Portland (545), sumaron más triples que Robinson (520).

En la campaña 2019-20 Robinson implantó el récord del equipo en triples (270) en una temporada y se unió a Stephen Curry, de los Warriors de Golden State, como los únicos jugadores en la historia de la liga con 270 o más tiros de tres puntos y superaban el 44 por ciento de efectividad desde el perímetro.

“La gente entra en pánico cada vez que no tiene un gran juego y no coloca los tiros’’, señaló el escolta Tyler Herro.

“Pero lo que pasa con Duncan es que tiene todos los días la misma actitud, ya sea que anote 26 o cinco puntos. Viene al día siguiente dejando atrás lo que pasó la noche anterior y así lo hace siempre. Viene a hacer su trabajo y a tratar de mantener un alto nivel con sus tiros. Eso es lo que realmente respeto de él’’.

El ejemplo más reciente de la resiliencia de Robinson se vio en la derrota del viernes ante los Hawks de Atlanta cuando aportó 12 puntos (coló 4 de 5 triples) en el último cuarto después de anotar siete cartones (5-1) en los tres primeros parciales.

Robinson había acertado solo 8 triples en 33 intentos (24.2 por ciento) en los cinco juegos previos antes del partido ante Atlanta.

El Heat cree que su mejor versión de juego pasa con Robinson siendo agresivo y encestando sus tiros de tres puntos.

“Siento que su trabajo principal es lanzar triples y no pensar si cuelas 8 de 16 o 0 de 16”, aseguró la estrella del Heat, Jimmy Butler.

“Ese es el trabajo. Eso es lo que queremos y necesitamos que él haga todas las noches. Que sea agresivo.”

LABOR DE ADEBAYO

Este domingo Bam Adebayo jugará el cuarto partido desde que regresó de una cirugía en su pulgar derecho.

“Estoy feliz de volver a jugar’’, explicó Adebayo en su primera semana completa.

“Esas siete semanas fueron muy largas para mí considerando que soy alguien que nunca se ha lesionado tanto tiempo”.

El centro titular del Heat explicó que todavía trabaja para volver al nivel anterior a la lesión.

Promedió 18,3 puntos, 8,7 rebotes, 3,7 asistencias, dos robos y 1,7 tapones en sus tres primeros partidos desde que volvió.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.