Francia suelta a sospechoso de atacar a sacerdote

ANGELA CHARLTON y JAMEY KEATEN
·2  min de lectura
Operativo policial en Lyon, Francia, el 31 de octubre del 2020 tras un atentado contra un sacerdote ortodoxo griego. (AP Foto/Laurent Cipriani)
Operativo policial en Lyon, Francia, el 31 de octubre del 2020 tras un atentado contra un sacerdote ortodoxo griego. (AP Foto/Laurent Cipriani)

LYON, Francia (AP) — La policía francesa dejó en libertad el domingo a un sospechoso y amplió el operativo de búsqueda del responsable del atentado contra un sacerdote ortodoxo griego en la ciudad de Lyon.

La fiscalía de la urbe indicó que un individuo arrestado poco después del atentado del sábado fue puesto en libertad porque no se hallaron evidencias en su contra, por lo que predomina la hipótesis de que el culpable está prófugo.

El sacerdote, quien fue baleado con un rifle de caza cuando cerraba la puerta de su residencia en la iglesia de Lyon, está en condición crítica en el hospital, reveló una fuente oficial que pidió no ser identificada, de acuerdo con las políticas de la policía.

La Diócesis Ortodoxa Griega de Francia identificó al sacerdote como Nikolaos Kakavelakis. Iba a regresar pronto a Grecia tras cumplir su período en la iglesia de Lyon.

“Oramos por su pronta recuperación y condenamos inequívocamente todo tipo de violencia”, declaró la institución.

Se ignora hasta el momento el motivo del crimen. La agencia antiterrorismo no está a cargo del caso, y la fiscalía de Lyon abrió una investigación por intento de homicidio.

El acordonamiento policial en torno a la iglesia, ubicada en una zona residencial del centro de Lyon, fue retirado y el área de búsqueda fue ampliada, indicó la policía.

Francia se encuentra en estado de alerta tras el asesinato de tres personas en una iglesia de Niza el jueves, en medio de tensiones por la publicación de caricaturas del profeta Mahoma en un diario francés. El primer ministro del país ha prometido más medidas de seguridad en los sitios religiosos.

El ataque ocurrió en un momento de tensiones dentro de la comunidad ortodoxa griega en Lyon. El sacerdote, que es ciudadano griego, estaba envuelto en una añeja disputa legal con un exmonje que había sido declarado culpable de difamación, según la prensa local.

El líder de la Iglesia Ortodoxa Griega en Francia, Emmanuel Adamakis, declaró a la radio Europe 1 que Kakavelakis ya no oficiaba servicios religiosos en Lyon y había recibido órdenes de regresar a Grecia.

El ataque al parecer tuvo lugar en un pequeño patio trasero de la iglesia, donde el sacerdote vivía en un apartamento propiedad de la casa religiosa, dijo Adamakis.