Francia Ruth, un feminicidio impune recordado en León

León, Guanajuato, 8 Mar (Notimex).- Francia Ruth Ibarra tenía 26 años cuando despareció y luego fue asesinada por su novio. El hecho ocurrió en 2016 y hasta la fecha es un crimen impune que motivó a toda su familia, a iniciar una lucha para buscar la justicia.

Su padre Arturo Ibarra ocupó un lugar en la marcha del 8 de marzo en León. Los colectivos feministas tuvieron a bien dedicar un lugar a las víctimas y deudos, cuyos casos encontraron una menguada o nula atención de las autoridades.

Ahí junto a otros padres, hermanos y amigos de mujeres víctimas de desaparición, asesinato, acoso sexual y las diferentes violencias de género, Arturo marchó con la conciencia, dijo, de que existe un peligro constante que debe terminar con el debido actuar de la autoridad.

Y es que la ausencia de justicia ha sido la constante. A cuatro años del crimen con el que perdió a su hija, ha tenido que librar una batalla contra las omisiones y el desinterés.

“Sí. Lo que preocupa ahora es que como se cometieron una serie de irregularidades que ayer denuncié ante la fiscalía, como ya estamos en juicio y no se puede hacer mucho, más que irse con lo que está en carpeta”, explicó en entrevista para Notimex.

Francia literalmente fue secuestrada por Emanuel, quien era su pareja y ahora está detenido sin recibir sentencia. Los restos de la joven fueron encontrados, pero no completos; se utilizaron sustancias químicas para tratar de no dejar rastro.

“Precisamente esas cosas que están en carpeta y lo que faltó por incorporarse es lo que me está perjudicando”, acotó Arturo Ibarra.

Explicó que hay omisiones que no puede denunciar públicamente, pues le advirtieron que si las dice, va a dar origen a un juicio de amparo.

“Pero estoy contra la pared, pareciera que tiene que llegar un momento en el que tendré que sacrificar la justicia para mi hija, por una justicia en general a favor de todas las mujeres”, indicó al hacer una revisión general de su situación.

Detrás de su caso, parece que hay un asunto más complicado. De eso no tiene duda.

“Me piden que no lo diga, pero es muy grave. Más allá del feminicidio. De acuerdo con las evidencias, y como fueron los hechos de mi hija, todo mundo sabe que tan atroz fue. Yo solo puedo decir que el tronco de mi hija no apareció. Ninguna explicación que me den, me va a convencer de que no está, por que los elementos en la carpeta así lo indican”, agregó.

Ahí está toda la ropa, las evidencias, pero el departamento se limpió después del crimen. Por ello Arturo presume que hay una responsabilidad del padre de Emanuel, pues aunque se afirma que él no puede declarar, con base en ese argumento se borraron muchas evidencias “y si el juez no lo llama entonces el caso estará terrible”.

El padre de Francia Ruth relató que al inicio las trabas fueron una constante. Estuvo peleando, denunciando y apoyándose en organizaciones civiles para que finalmente, fuera tomado en cuenta. Ahora lleva una buena relación, pero la preocupación no termina.

“Hay un error de un funcionario que está dando lugar a que la defensa pueda manejar una estrategia de que mi hija se suicidó. Incluso hay quien me está culpando a mí”, exclamó.

Ante todo, advirtió que está llegando con el caso a hasta sus últimas consecuencias.

“Me han dicho que me calle, pero no tengo miedo de lo que me pase a mí. Realmente lo que me preocupa es mi familia. Por mí pueden hacerme lo que quieran, pero no me voy a callar a menos de que me garanticen que haya justicia”.

Al final, sostiene, realmente todas las irregularidades que hubo, definitivamente tienen su origen en las omisiones de Ministerio Público, quien debe de responsabilizarse ahora que se ha reanudado el proceso judicial.

NTX/AA/GVG