Francia repatria a mujeres y niños de milicianos en Siria

PARÍS (AP) — Francia repatrió el martes a un nuevo grupo de mujeres y niños desde zonas de Siria que en su día estuvieron bajo el control del grupo extremista Estado Islámico, el más reciente operativo con ciudadanos franceses varados en esos asentamientos.

Son 32 menores y 15 mujeres, explicó la fiscalía nacional antiterrorista. Las mujeres, de entre 19 y 56 años, estaban detenidas, algunas por órdenes de aprehensión previas. Los niños quedaron a cargo de los servicios sociales.

Los repatriados permanecían detenidos en un campamento enorme y sobrepoblado en el norte de Siria que agrupa a miles de mujeres y niños, de acuerdo con autoridades kurdas en la región.

Alrededor de 50.000 sirios e iraquíes viven atestados en casas de campaña en el campamento al-Hol, que además está rodeado por una cerca. Unos 20.000 del total son niños; el resto son esposas o viudas de combatientes del Estado Islámico, conocido también por las siglas ISIS.

Antes de la última repatriación, las autoridades kurdas se reunieron con una delegación francesa en la ciudad de Qamishli, en el noreste de Siria.

Francia ha repatriado a mujeres y niños desde los campamentos del noreste de Siria en oleadas sucesivas desde la derrota territorial de ISIS en 2019.

Muchos países europeos tardaron en permitir el regreso de mujeres y niños desde las zonas en las que operaba la milicia radical por temor a que puedan radicalizarse a su regreso.

Francia es el país europeo con más ciudadanos unidos a las filas del Estado Islámico y se ha mostrado especialmente receloso a la hora de repatriarlos.

Las autoridades han insistido en tratar cada caso por separado, un largo y complejo proceso criticado por los grupos de derechos humanos. Los funcionarios franceses han insistido además en que los adultos, tanto hombres como mujeres, que hayan combatido con la milicia sean juzgados en el país donde cometieron delitos.