Francia, Reino Unido y Alemania dicen que postura de Irán ante OIEA complica negociación nuclear

·2  min de lectura
Ilustración fotográfica con el símbolo atómico y la bandera de Irán.

PARÍS/VIENA, 10 sep (Reuters) - Francia, Reino Unido y Alemania se mostraron frustrados el sábado por la exigencia de Irán en las reuniones para revivir su acuerdo nuclear de 2015 de que el OIEA cierre una investigación sobre las partículas de uranio halladas en tres emplazamientos, añadiendo que se están poniendo en peligro las conversaciones.

Irán envió a principios de este mes su última respuesta al texto propuesto por la Unión Europea para revivir el acuerdo en virtud del cual Teherán restringió su programa nuclear a cambio de un alivio de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos, la UE y la ONU.

Los diplomáticos dijeron que la respuesta iraní al coordinador de la UE es un paso atrás, ya que pretende vincular una reactivación del pacto con el cierre de las investigaciones del Organismo Internacional de Energía Atómica sobre las trazas de uranio encontradas.

"Esta última demanda plantea serias dudas sobre las intenciones y el compromiso de Irán con un resultado exitoso del PAIC", dijeron los tres países, conocidos como el E3, en un comunicado, refiriéndose al nombre completo del acuerdo, el Plan de Acción Integral Conjunto.

"La posición de Irán contradice sus obligaciones legalmente vinculantes y pone en peligro las perspectivas de restaurar el PAIC", agregó.

El entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abandonó el acuerdo en 2018 y reimpuso las sanciones, lo que provocó que Irán comenzara a incumplir las restricciones nucleares del pacto y reavivara los temores estadounidenses, árabes e israelíes de que pudiera estar buscando una bomba atómica. Irán niega tener ambiciones nucleares.

La Junta de Gobernadores del OIEA se reúne el lunes, tres meses después de haber adoptado ya una resolución que insta a Irán a dar respuestas creíbles al organismo de control.

El OIEA dijo el miércoles que las existencias de uranio enriquecido hasta el 60%, cerca de la calidad armamentística, habían crecido lo suficiente, si se enriquecía más, para una bomba nuclear y que Teherán seguía sin explicar el origen de las partículas de uranio.

(Reporte de John Irish y Francois Murphy; editado en español por Carlos Serrano)