Francia reduce número de visas para norafricanos

·2  min de lectura

Francia reducirá el número de visas emitidas a personas del norte de África porque los gobiernos de los países que componen esa región se niegan a recibir a los migrantes expulsados por Francia.

La medida anunciada el martes se produce en medio de la presión de los políticos de extrema derecha sobre el presidente centrista Emmanuel Macron para que aplique normas de inmigración más estrictas, lo que crea nuevas tensiones entre Francia y sus vecinos del norte de África.

El ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos tachó la decisión de “injustificada”.

En las próximas semanas, el gobierno francés planea reducir a la mitad el número de las visas otorgadas a los argelinos y marroquíes, y a los tunecinos en un 30%, según funcionarios del gobierno.

Los tres países formaron parte del imperio colonial francés, y muchos de los migrantes y visitantes procedentes de estas naciones norafricanas que se dirigen a Europa tienen familiares u otros vínculos en Francia.

El vocero francés Gabriel Attal declaró a la estación de radio Europe-1 que Francia decidió tomar medidas porque Argelia Marruecos y Túnez se han negado a proporcionar documentos consulares a sus ciudadanos que son deportados desde Francia tras llegar de manera ilegal.

Las restricciones a los viajes por el virus también han complicado las tareas de repatriación.

Un alto funcionario de la presidencia francesa dijo que Francia desea que los países norafricanos reciban de vuelta a las personas señaladas por extremismo, y expresó su esperanza de que pronto se pueda encontrar una solución.

Al respecto, Attal dijo que Francia ha tratado de llegar a una solución diplomática desde que aprobó una ley de inmigración más estricta en 2018.

​​Entre enero y julio, las autoridades judiciales francesas ordenaron a 7.731 argelinos que abandonaran el territorio francés por no tener autorización de residencia, pero sólo 22 partieron porque muchos carecían de los documentos necesarios por parte de Argelia, informó Europe-1.

El ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita, dijo que su país ha emitido 400 documentos consulares a marroquíes expulsados de Francia, pero el número fue limitado porque muchos de ellos se negaron a someterse a una prueba de detección de virus, que es necesaria para volver a entrar en Marruecos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.