Francia rechaza la propuesta de EEUU sobre la reforma fiscal internacional

Por Leigh Thomas
FOTO DE ARCHIVO: El Ministro de Finanzas francés Bruno Le Maire asiste a una conferencia de prensa para dar inicio a la cotización del operador nacional de lotería Francaise des Jeux (FDJ) con la apertura del proceso de suscripción de acciones en Boulogne-Billancourt, cerca de París, Francia

Por Leigh Thomas

PARÍS, 6 dic (Reuters) - Francia rechaza la idea de Estados Unidos de que las empresas se queden al margen de una propuesta de reforma fiscal internacional, dijo el viernes el ministro de Finanzas, Bruno Le Maire, instando a Washington a negociar de buena fe.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), con sede en París, está sumida en la mayor revisión de las normas de fiscalidad internacional desde la década de 1920, con el objetivo de actualizarlas globalmente para adecuarlas a la era digital.

Sin embargo, Francia y los Estados Unidos ya se han enfrentado sobre el tema, con Washington amenazando con aplicar fuertes aranceles a las importaciones de champán, quesos y bolsos de lujo en represalia por una tasa digital francesa independiente que sería reemplazada una vez que se llegara a un acuerdo global de la OCDE.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, planteó serias dudas sobre las propuestas de la OCDE en una carta publicada el miércoles, sacudiendo a los representantes internacionales con la idea de un "régimen de puerto seguro".

Mnuchin dijo que Washington estaba muy preocupado por la posibilidad de que existiera la intención de abandonar ciertas de las estructuras fiscales actuales, como los precios de transferencia en condiciones de plena competencia, en virtud de los cuales las empresas tienen que aplicar el tipo de mercado por las transferencias transfronterizas dentro de un grupo, y se considera sujeto a tributación en un país determinado.

"Francamente, no tengo mucho interés en la propuesta estadounidense de una solución alternativa en la que las empresas sean libres de decidir", dijo Le Maire en una conferencia sobre la industria de la moda francesa.

"No he visto muchas compañías que acepten libremente pagar impuestos. Siempre podemos contar con la filantropía de la gente, pero no va a llegar muy lejos en las arcas públicas", añadió.

Hasta la publicación de la carta de Mnuchin, Estados Unidos habían sido una poderosa fuerza detrás de los intentos por modernizar las normas fiscales internacionales, que cada vez más están siendo puestos a prueba debido al auge de las grandes empresas de Internet.

Muchos gobiernos se sienten profundamente frustrados por el hecho de que estas empresas puedan declarar legalmente sus beneficios en países con baja carga fiscal, como Irlanda, independientemente de dónde se encuentren sus clientes.

La OCDE propuso en octubre dar a los gobiernos más poder para gravar a las grandes multinacionales en el país donde se encuentra el cliente final. La propuesta servirá de base para negociar antes de enero las líneas generales de un pacto, con un acuerdo final previsto para finales de 2020.

Le Maire dijo que sería inaceptable para Francia y para otros países de la OCDE alcanzar una solución en la que las empresas pudieran optar por adherirse o retirarse como quisieran.

El ministro francés instó a Washington a negociar "de buena fe", lo que, según dijo, significaría que las nuevas normas sean vinculantes. Dijo que si los esfuerzos de la OCDE, encargada de hacer las propuestas del grupo del G20 de las principales economías, fracasan, los países de la UE deberían retomar las conversaciones para un impuesto digital europeo.


(Información de Leigh Thomas; editado por Richard Lough y Alison Williams; traducido por Laura Hijón en la redacción de Gdansk)

Nuestro objetivo es crear una comunidad segura y respetuosa de cada uno de sus miembros. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad y mientras estamos trabajando en ello, hemos suspendido temporalmente los comentarios en artículos. Gracias por tu comprensión.