Francia prohibirá triturado de pollos machos en granjas que suministran ponedoras

·2  min de lectura
El controvertido triturado de pollos estará prohibido en Francia desde principios de 2022

El triturado de pollos machos estará prohibido en Francia a partir del año que viene, poniendo fin a una practica cuestionada y extendida en las empresas que suministran gallinas ponedoras, para las cuales son inservibles.

El ministro de Agricultura francés, Julien Denormandie, anunció que las cinco empresas incubadoras especializadas en proporcionar gallinas ponedoras a los granjeros deberán instalar, o al menos comprar, a partir del 1 de enero de 2022 máquinas que permitan distinguir entre los huevos con embriones de pollos machos y las hembras.

Esta decisión servirá para evitar que los embriones machos eclosionen y luego sean triturados. En lugar de ello, los huevos con embriones macho se destinarán al alimento de animales.

El gabinete del ministro de Agricultura confirmó que antes de finales de año se aprobará un decreto que introduzca esta medida.

Léopoldine Charbonnneaux, directora de la oenegé CIWF France, defensora de los animales de granja, lamentó que se trata de un anuncio tardío, puesto que en 2019 el ejecutivo ya había prometido que acabaría con esta práctica antes de finales de 2021.

Pero la aplicación de esta medida no avanzó tan rápido como se esperaba en Francia, el primer productor europeo de huevos y que cada año ejecuta unos 50 millones de pollos machos, a través de la técnica del triturado o gaseándolos.

Con esta decisión, el gobierno francés sigue el ejemplo de Alemania, que ya había aprobado la prohibición de esta práctica desde principios de 2022, y que recientemente instaló máquinas para determinar el sexo de los pollos en su fase embrionaria.

"Claramente, Alemania ejerce de motor y empuja un poco a Francia", explica Charbonneaux.

Pero el sector recibiço con reticencia el anuncio. "Haremos todo lo posible para responder a este objetivo", pero "el calendario es, sin duda, ajustado", dijo el martes a la AFP Philippe Juven, presidente de la interprofesional CNPO.

"Al menos dos incubadoras de gallinas dispondrán de la capacidad para cumplir con esta exigencia durante el primer trimestre de 2022", explicó Juven, quien recordó que "las pequeñas incubadoras solo estarán preparadas para ello a finales de año".

La instalación de estas máquinas tendrá un coste de unos 15 millones de euros y el gobierno francés prometió subvenciones.

La mayor toma de conciencia sobre el sufrimiento animal en la sociedad francesa ya obligó en los últimos años a los productores de huevos a abandonar otras práctica controvertidas, como la cría de gallinas en cajas. Estas se redujeron del 63% en 2017 al 36% actual.

myl/pcm/ak/LyS/eb/mb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.